Tarta mousse de frutas del bosque

Tarta mousse de frutas del bosque

cake_2

¡Hola de nuevo a todos! ¡¡Por fin!! Otro gran postre sin horno, fácil, suave, delicado…perfecto para este tiempo y para esas frutas del bosque que ya vamos viendo aparecer en los supermercados a un precio razonable, incluso congelados. Yo hago decoraciones con ellos y salen estupendamente, el problema para hacer las tartas es que suelen soltar más agua y hay que compensar el exceso de líquido añadiendo algo más de gelatina.

Esta mousse de frutas del bosque es una mezcla de mousse y cheesecake, porque además de la nata montada también lleva un poco de queso crema, así que podéis llamarla como queráis. Yo la he hecho con efecto degradado, cuando veáis el corte lo comprobaréis. Pero lo podéis hacer con el color que os salga de triturar las frutas del bosque perfectamente, además ahorraréis algo de tiempo.

Ingredientes (para un molde redondo de 23 cm de diámetro):

  • 400 gr de galletas tipo Digestive (un tubo)
  • 200 gr de mantequilla derretida
  • 600 ml de nata líquida para montar
  • 350 gr de queso crema tipo Philadelphia
  • 420 gr de yogur griego
  • 9 láminas de gelatina
  • Frutas del bosque (arándanos, moras, frambuesas, fresas, grosellas)
  • 125 gramos de azúcar
mousse_2

Preparación:

  1. Lo primero que hacemos es triturar las galletas en un procesador o bien metiéndolas en una bolsa de plástico y aplastándolas con un rodillo. Mezclamos con la mantequilla derretida. Las extendemos bien haciendo una capa mediana y subimos por los laterales del molde previamente engrasado. Enfriamos en nevera.
  2. En un cazo, ponemos las frutas del bosque junto con el azúcar, y llevamos al fuego hasta que se forme como un puré. Trituramos con una minipimer, por ejemplo. Ahora es opcional, pasar esta mezcla por un colador para quitar las pepitas o no. Yo sí las he quitado, no me gusta encontrármelas al comer pero hay a quién no le molesta. Así que este paso es opcional.
  3. Montamos la nata con un robot de cocina o con unas varillas eléctricas, hasta que esté medio montada. Añadimos el queso y 300 gr de yogur griego más o menos. Seguimos montando. El resto del yogur lo calentamos 2 minuto aproximadamente en el microondas .
  4. En un bol con agua fría hidratamos las láminas de gelatina 5-10 minutos. Una vez hidratadas, escurrimos y añadimos al yogur caliente. Removemos muy bien y añadimos a mano a la mezcla anterior de la nata. Agregamos con mucho cuidado con una espátula de silicona con movimientos envolventes para no bajar la nata.
  5. Y ahora ya viene la doble opción. O bien mezclamos la preparación de nata montada y el resto de ingredientes con el puré de frutas del bosque y lo añadimos tal cual al molde, o bien hacemos el degradado. Esto consiste en echar en el molde un poco de la mezcla de nata, una capita de 1,5 cm más o menos. Después añadimos al resto un poco del puré y removemos bien. Que nos quede un rosita claro. Añadimos otra capa dejándola bien lisa. Y así sucesivamente hasta que se acabe el puré. A mi contando la capa blanca me han salido 5 capas en total.
  6. Y ahora solo nos queda llevarla a la nevera para enfriar. Mínimo 5 horas pero aconsejable toda la noche. Después solo tienes que desmoldar y decorar al gusto. Yo decoré con coulis de frambuesa y algunas frutas del bosque. Yo hago sobretodo de moras, que es lo que más recojo en verano donde vivo, preparo el coulis (tenéis la receta aquí)y lo hago en conserva, y puedo hacer postres y tartas de moras todo el año. Pero cuando subo al Pirineo y cojo arándanos también hago de éstos. tarta

Os dejo con esta delicia que podéis hacer con cualquier fruta, el procedimiento es el mismo, moras, fresas, melocotón, mango…

Espero que os guste ¡hasta la semana que viene!

Andrea

¿Te apetece compartir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *