Galletas moscovitas

Galletas moscovitas

moscovitas

¡Hola a todos de nuevo! Hoy os traigo otra maravilla tradicional de Asturias, más concretamente de Oviedo. Son unas galletas super especiales y muy características elaboradas en la Confiteria Rialto. Están elaboradas con almendras molidas, y aunque no lo parezca tienen sólo ¡4 ingredientes! Son unas galletas muy imitadas y aunque ellos niegan la existencia de algún ingrediente secreto, dada la dificultad de obtener el mismo sabor tan característico, estoy convencida de que en el tiempo de dedicación y el mimo con el que las elaboran reside el secreto de estas pastas tan deliciosas.

No pretendo hacer una imitación simple, pero creo que esta receta se acerca mucho a la real, si habéis tenido la oportunidad de probar las auténticas Moscovitas ¡ya me diréis si estoy en lo cierto!

Ingredientes:

  • 200 gramos de almendras molidas
  • 200 gramos de nata líquida para montar 35% M.G.
  • 200 gramos azúcar glasé
  • 50 gramos de harina de trigo tamizada

Para decorar:

  • 200 gramos de chocolate negro mínimo 70% de cacao.

Preparación:

  1. Lo primero de todo es calentar a fuego medio en un cazo la nata junto con el azúcar glasé. Removemos hasta que no quede ningún grumo.
  2. A continuación añadimos la harina de trigo y volvemos a remover con unas varillas para que no queden grumos. Retiramos del fuego.
  3. Lo siguiente que haremos será moler las almendras si no las tenemos ya molidas. Podemos ayudarnos de un robot de cocina o una picadora. No queremos que nos queden pulverizadas, lo que nos interesa es que queden crujientes. Las añadimos a la mezcla anterior y removemos rápidamente.
  4. Ahora, en una bandeja de horno protegida por un papel vegetal, vamos añadiendo montoncitos del tamaño de una nuez de nuestra masa. Deberemos dejar bastante separación entre ellas porque al hornear se expanden mucho. Horneamos unos 15 minutos a 180º o hasta que los bordes estén dorados.
  5. Una vez hayan enfriado, preparamos la cobertura de chocolate. Para ello cortamos en trozos el chocolate con leche y lo derretimos al microondas por períodos de 30 en 30 segundos. Una vez derretido vamos bañando con ayuda de un pincel la cara lisa de las galletas, es decir, la que estaba apoyada en el papel de horno. Dejamos enfriar el chocolate y…¡listas!

moscovitas

Como veis son muy sencillas de elaborar y no tienen ninguna dificultad, por no hablar de lo buenísimas que están. Como siempre os digo animaros a probarlas y ¡contadmelo! 

¡Hasta la próxima semana!

Andrea

 

Tarta de arroz con leche

Tarta de arroz con leche

¡Hola a todos! Hoy os traigo un postre clásico hecho tarta, se trata de una tarta de arroz con leche. Puede que a algunos os suene raro pero os aseguro que esta tarta es una delicia y todo un descubrimiento

Ya publiqué hace unos meses la receta del arroz con leche tradicional, pero hoy os voy a deleitar con esta magnifica tarta, que además no tiene complicación alguna y no necesita horno.

Ingredientes:

  • 1500 ml de leche entera (se puede usar semi-desnatada)
  • 150 gramos de arroz redondo
  • 12 láminas de gelatina
  • 200 gramos de azúcar
  • La piel de una naranja
  • La piel de un limón
  • Una rama de canela
  • 1 vaina de vainilla
  • Canela en polvo para decorar

Preparación:

  1. Lo primero que tenemos que hacer es hidratar la gelatina cortada en trocitos en agua muy fría.
  2. Ahora preparamos el arroz con leche. Vertemos la leche en una olla o cazuela grande. Agregamos las semillas de la vaina de vainilla, junto con la vaina, la rama de canela, el azúcar y las peladuras de naranja y limón. Dejamos hervir a fuego medio durante 30 minutos.
  3. Pasado este tiempo apagamos el fuego y retiramos la vaina de vainilla, la rama de canela y las peladuras de cítricos. Añadimos la gelatina hidratada y escurrida y removemos bien. Llevamos la mezcla a un molde desmoldable de 18 cm de diámetro y dejamos enfriar en la nevera un mínimo de 6 horas. Aunque lo mejor es que lo dejemos toda la noche.
  4. Una vez enfriada desmoldamos y decoramos con canela en polvo tamizada.

Y ya la tenemos lista, ¡no me digáis que no es sencillísima! Os animo a probarla porque de verdad que además de fácil es muy rica y os sorprenderá, es una nueva forma de tomar arroz con leche. Sin más me despido hasta la semana que viene ¡que paséis una buena semana!

Andrea