Tarta de manzana

Tarta de manzana

apple_cake

¡Hola a tod@s! Hoy os traigo una receta de las de antes, de esas que no necesitaban de báscula ni medidores porque se hacían con la medida de un simple vaso, y que sabían tan ricas que no podías dejar de comer un trozo tras otro. Os hablo de la tarta de manzana

Esta tarta es facilísima, deliciosa y muy satisfactoria, porque si la probáis os aseguro que os teletransportaréis a vuestra infancia, y recordaréis el sabor de esas tartas que os hacían vuestras madres y/o abuelas. Así que os animo a seguir leyendo y a preparar esta fantástica receta.

Ingredientes:

  • 4 manzanas golden
  • 1 vaso de leche entera
  • 1 vaso de azúcar
  • 1 vaso de harina
  • 1 sobre de flan Royal
  • 1/2 cucharadita de levadura química en polvo (2,5 gramos)
  • Mermelada de albaricoque/melocotón para decorar.

Preparación:

  1. Lo primero que haremos será pelar y trocear 3 de las 4 manzanas. Da igual la forma en la que las troceéis, porque las trituraremos después.
  2. Lo siguiente será calentar unos 30 segundos la leche en el microondas y añadimos el sobre de flan Royal. Disolvemos bien hasta que no queden grumos.
  3. En el vaso de la batidora o robot de cocina (tipo Thermomix) agregamos las manzanas, la leche con el flan disuelto y el azúcar. Trituramos 1 minuto hasta que esté perfectamente triturado y sin un grumo.
  4. Lo siguiente que haremos será tamizar la harina junto con la levadura y la añadimos al vaso. Volvemos a triturar 30 segundos. Si es necesario ayudamos con una espátula de silicona.
  5. Ahora vertemos la mezcla en un molde de cristal o acero inoxidable bajo y de unos 30 cm de diámetro. Pelamos la última de las manzanas y la cortamos en rodajas finas. Vamos colocándolas encima de nuestra masa de forma que rodeen el molde entero, sin que queden espacios vacíos.
  6. Finalmente, horneamos entre 45-60 minutos a 190º. Una vez tibia pintamos con ayuda de un pincel de cocina con la mermelada del sabor elegido. ¡Y lista!

tarta_manzana

¡No me digáis que no os están dando ganas de poneros manos a la masa con esta receta tan sencilla! Os animo sin duda a probarla, porque os sorprenderá y os recordará a esas meriendas tan especiales cuando eráis niños. Me despido hasta la próxima entrada, ¡un besazo a tod@s!

Andrea