Bundt Cake de limón y moras

Bundt Cake de limón y moras

lemon_bundt

¡Hola a tod@s! Semanita nueva y receta nueva; hoy os traigo este maravilloso Bundt Cake de limón y moras, sencillamente sublime.

Os preguntaréis ¿de dónde ha sacado esta mujer las moras? Y no, no son de las del supermercado que no saben a nada…son de la cosecha del verano pasado, que aquí una servidora es muy planificada y congelé una bolsa bien grande con las moras más bonitas y gordotas, y además como cada año preparé una docena de botecitos de coulis de mora. Si no sabéis como hacer coulis (es muy sencillo) podéis seguir mi receta de frangipane de moras, donde os lo explico paso a paso. 

Pues eso, que cada verano me pego la paliza padre pero luego me viene de perlas, porque me encantan las moras y me encanta hacer cositas con ellas, y no me gusta nada tener que esperar a agosto cada año. Así que os animo a que hagáis lo mismo con las frutas que más os gusten, sean fresas, melocotones, arándanos, grosellas…luego los conservo al vacío y ¡listo!

Y sin más os dejo con los ingredientes, está hecho para la medida de un molde Bundt Cake de Nordic Ware de 10 tazas, pero si no tenéis este tipo de molde no hay problema, podéis hacerlo en cualquier otro molde de unos 20-24 cm. 

bundt_blackberries

Ingredientes:

  • 240 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 275 gramos de azúcar
  • 400 gramos de harina
  • 3 huevos L
  • 200 gramos de nata para montar 35% M.G.
  • El zumo de un limón
  • La ralladura de un limón
  • 1 cucharadita (5 gramos) de levadura química
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato (2,5 gramos)
  • 200 gramos de coulis de mora

Preparación:

  1. Lo primero que haremos será batir la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee.
  2. Ahora añadimos los huevos uno a uno, y no añadimos el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente integrado.
  3. Lo siguiente que haremos será tamizar juntos la harina junto con el bicarbonato y la levadura. Vamos añadiendo la harina a cucharadas grandes, sin parar, y justo al acabar vertemos la nata y el zumo de limón. No batimos mucho, y terminamos de integrar bien con espátula hasta que no se vea ni un rastro de harina. Por último añadimos la ralladura de limón.
  4. Vertemos la mitad de la masa en nuestro molde previamente engrasado. La masa será bastante espesa, así que tendremos que armarnos de paciencia para llegar bien a todos los huecos del molde, sobretodo si es un molde Bundt.
  5. Ahora, en el centro del molde, procurando no tocar los moldes vertemos nuestro coulis de moras (receta aquí), también lo podemos sustituir por mermelada de frambuesa o arándanos. Terminamos de verter el resto de la masa que nos quedaba y damos un par de golpes secos sobre un paño encima de la encimera para eliminar las posibles burbujas de aire.
  6. Por último horneamos unos 50-55 minutos o hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio. Dejamos templar 10 minutos e inmediatamente después desmoldamos con muchísimo cuidado sobre una rejilla.

bundt_limon

Este bizcocho es simplemente maravilloso, me encanta el contraste entre el limón y las moras; y el color del coulis cayendo por las preciosas formas que crean estos moldes me maravillan. Creo que ya os lo he dicho alguna vez pero de verdad os recomiendo que invirtáis en al menos un molde Bundt Cake porque el resultado es sencillamente único y lo tendréis para toda la vida.

Me despido de vosotr@s hasta la semana que viene, pronto os contaré buenas noticias que me tienen muy contenta respecto al blog. ¡Feliz semana!

 

Andrea

 

 

Cheesecake de moras

Cheesecake de moras

cheescake-moras

¡Hola de nuevo! ¿Cómo estáis? Achicharraditos de calor, seguro. Para no haceros pasar más calores de los necesarios hoy os traigo otra de mis recetas sin horno, esta fantástica cheesecake de moras. Ya sabéis que estamos a un tris de que podamos empezar a disfrutar de ellas en su plena temporada, así que apuntad esta receta porque será una indispensable de vuestros veranos. La base está hecha con galletas Oreo trituradas, sólo la parte de la galleta, el relleno lo emplearemos para la cheesecake.

Ingredientes (para un molde de silicona de 23 cm de diámetro):

Base de Oreo

  • 200 gramos de galletas Oreo (sólo la galleta)
  • 75 gramos de mantequilla derretida

Cheesecake

  • El relleno de nuestras Oreos
  • 400 gramos de queso crema tipo Philadelphia
  • 200 gramos de leche condensada
  • 250 ml de nata para montar bien fría
  • 4 hojas de gelatina neutra
  • 150 gramos de pasta de moras, o puré si no te importa encontrarte con las pepitas

Pasta o coulis de moras

  • 300 gramos de moras frescas o congeladas (mejor frescas)
  • 100 gramos de azúcar
  • El zumo de medio limón

Preparación:

    1. Lo primero de todo en engrasar el molde. Abrimos las galletas Oreo y con ayuda de un cuchillo sacamos el relleno y reservamos. Las trituramos y mezclamos con la mantequilla derretida. Cubrimos el molde con la mezcla dejándolo bien prensado. Enfriamos en la nevera.
    2. Para hacer la pasta de moras o «coulis» lavamos bien las moras, las escurrimos y las llevamos a una olla o cazo grande. Espolvoreamos el azúcar por encima y llevamos al fuego. Cuando empiecen a hacerse burbujitas añadimos el zumo de limón. Dejamos en el fuego removiendo de vez en cuando unos 20 minutos. Una vez pasado el tiempo dejamos enfriar un poco antes de triturar (así evitamos que nos salpique y nos queme). Trituramos con una batidora, mini-pimer o procesador de alimentos que tengamos. Ahora es opcional pasar esta pasta por el colador o no para quitar las pepitas. Si os decidís por quitarlas armaros de un poco de paciencia y ayudaros con una cuchara grande para ir «chafando» y colando la pasta.
    3. A continuación hidratamos las láminas de gelatina en agua muy fría. Ponemos a calentar la pasta de moras, y antes de que empiece a hervir añadimos las láminas de gelatina ya hidratadas y escurridas. Removemos bien y dejamos reposar.
    4. Lo siguiente que hacemos es montar la nata bien fría hasta que esté a medio montar, y añadimos la leche condesada , el queso (también fríos) y el relleno de las Oreo.
    5. Por último una vez bien batido y consistente añadimos la pasta de moras ya templada mezclando con cuidado y con movimientos envolventes. Sacamos nuestro molde de la nevera y vertemos con cuidado. Volver a enfriar en la nevera un mínimo de 6 horas o mejor incluso toda la noche. Y….¡listo! 

Espero que os resulte igual de deliciosa que a mi y que os la guardéis en favoritos. ¡Hasta la próxima semana!

Andrea