Vasitos de crema de café y crumble de nueces

Vasitos de crema de café y crumble de nueces

vasitos_nueces_cafe

¡Feliz lunes a tod@s! Hoy os traigo una receta muy especial. Desde Nueces California se pusieron en contacto conmigo y me ofrecieron hacer una colaboración con ellos. Por supuesto podéis adivinar ¡que dije que sí encantada!

Me pidieron hacer una receta con Nuez California que además de ser única en sabor es super rica y nutritiva, y ya sabéis que me encantan las recetas con ingredientes sanos y nutritivos, que además de sabor nos aporten beneficios como pueden ser las nueces. De los frutos secos la nuez es la que más utilizo, por su sabor, versatilidad y propiedades. Me gustan todos, pero considero que las nueces ¡le van bien a todo! 

Una vez confirmada la colaboración me puse a pensar en que tipo de receta iba a preparar, y me decanté por estos vasitos de crema de café con crumble de nueces.  Sencillamente irresistibles, en versión individual son una opción perfecta para una comida en casa con invitados, pueden sustituir al café por su rico sabor y el crumble de nueces es…¡una maravilla super crujiente! En resumen, me ha encantado preparar esta receta y además en casa han volado, yo utilizo la variedad de café moka y nos encanta.

cafe_y_nueces

Ingredientes (para 6 vasitos):

Para la crema de café:

  • 200 ml de nata líquida para montar 35% M.G
  • 125 ml de leche
  • 1 huevo + 2 yemas
  • 50 gramos de azúcar 
  • 25 gramos de café molido (yo utilizo variedad moka)
  • 1 cucharadita de extracto o pasta de vainilla
  • 150 gramos de pepitas de chocolate con leche

Para el crumble de nueces:

  • 50 gramos de Nueces California
  • 50 gramos de azúcar moreno o muscobado
  • 50 gramos de harina
  • 50 gramos de mantequilla fría cortada en dados

Preparación:

  1. Lo primero que haremos será preparar la crema de café. Para ello batimos el huevo y las yemas junto con el azúcar hasta blanquear. Reservamos.
  2. Lo siguiente será llevar a ebullición la nata junto con la leche, la vainilla y el café molido. Una vez de el primer hervor lo vertemos sobre los huevos blanqueados con el azúcar y removemos constantemente para que no se nos cocinen los huevos. Llevamos esta mezcla al fuego de nuevo y removemos sin parar (como cuando hacemos crema pastelera) hasta que empiece a espesar.
  3. Una vez haya espesado, vertemos nuestra mezcla sobre las pepitas de chocolate con leche y removemos bien hasta derretir. Una vez listo pasamos nuestra crema a los tarritos y llevamos a enfriar al frigorífico.
  4. Mientras se enfrían los vasitos con la crema, preparamos el crumble de nueces. Para ello mezclamos juntos la mantequilla fría en dados, la harina, las nueces picadas y el azúcar moreno en un bol hasta que nos quede una textura arenosa. Extendemos un papel de horno sobre una bandeja y disponemos nuestro crumble bien repartido por todo. 
  5. Horneamos unos 20 minutos a 170º o hasta que nuestro crumble de nueces esté bien doradito. Una vez listo dejamos enfriar y lo deshacemos un poco con los dedos, porque estará muy compacto.
  6. Sacamos nuestros vasitos del frigorífico y esparcimos con cuidado nuestro crumble de nueces formando una capa generosa. ¡Y listos! Para conservar en la nevera perfectamente durante 3 días, ¡pero no os garantizo que os dure tanto!

cafe_nueces

Espero que os haya gustado la receta, se prepara en un momento y la mezcla suave de la crema de café junto con el crujiente de las nueces es sin duda una maravilla ¡os lo aseguro! 

Si os apetece visitar la web de Nuez California para echarle un vistazo a mi entrevista podéis visitar la sección Blog del mes aquí y buscarme a partir del día 1 de Mayo y durante todo el mes, ¡espero que os guste!

Andrea

Mousse de fresas

Mousse de fresas

mousse

¡Hola a tod@s! Por fin ha llegado la temporada de las fresas, y aunque ya lleven un mes más o menos en las tiendas no es hasta ahora cuando a mi me parecen más sabrosas. Las primeras fresas suelen parecerme bastante insípidas y además su color no tiene nada que ver con el que tienen ahora.

Y que mejor manera de celebrar su llegada con un rico postre, rápido, fácil, sin horno y además muy rico y sabroso como es esta mousse de fresas. Yo he optado por no poner colorantes artificiales, quizás por eso el color de la mousse no sea todo lo rosa que podría parecer una mousse ya hecha de las que venden en el super. Pero me ha parecido mucho más natural y bonito dejarlo tal cual, resaltando así el color del coulis de fresa superior.

Esta mousse dura 3 o 4 días en el frigorífico sin problemas, si no van a comerse en el momento de hacerlas no olvidéis tapar los botes para que se conserven bien.

Ingredientes (para 4 tarritos):

  • 300 gramos de fresas limpias y sin rabito
  • 150 gramos de azúcar
  • 200 ml de nata para montar 35% M.G.
  • 1 lámina de gelatina neutra
  • 100 gramos de nata para montar adicional para decorar (yo he usado nata vegetal para repostería)
  • Una cucharada de azúcar (opcional)
  • Fresas para decorar

Preparación:

  1. Lo primero que haremos será poner en un cazo las fresas lavadas cortadas en trocitos junto con el azúcar. Llevaremos a ebullición y bajaremos a fuego medio-bajo. Removeremos de vez en cuando y lo tendremos cociendo unos 15 minutos. Trituraremos con mucho cuidado (estará muy caliente) y reservaremos. Ya tenemos nuestro coulis de fresas.
  2. Ahora montamos los 200 ml de nata (bien fría) con cuidado de no pasarnos con el batido (queremos nata montada, no mantequilla!!). 
  3. Una vez enfriado el coulis, vertemos 250 gramos sobre la nata montada, y vamos integrando muy despacio y muy poco a poco, con movimientos envolventes, teniendo cuidado de no bajar la nata. Deberemos tener paciencia en este paso hasta integrar por completo el coulis. Pasamos la mousse a una manga pastelera con boquilla ancha (si no tenéis boquilla no pasa nada, cortáis un buen trocito de la punta para que salga bastante cantidad) y vais llenando los tarritos unas 3/4 partes.
  4. Ahora cogemos el resto de coulis (unos 200 gramos) y los pasamos por un colador para quitar las pepitas. Hidratamos la lámina de gelatina neutra en agua fría durante 5 minutos. Mientras, calentamos en el microondas el coulis ya sin pepitas durante 30 segundos a máxima potencia. Escurrimos la lámina de gelatina ya hidratada y la agregamos al coulis caliente. Removemos bien hasta integrar perfectamente y reservamos hasta que se temple.
  5. Una vez listo pasamos el coulis a otra manga pastelera con boquilla fina y vertemos sobre los tarritos de mousse, que quede con unos 0,5 cm de espesor. Llevamos a la nevera  a enfriar, para que vaya haciendo efecto la gelatina.
  6. Por último montamos los 100 gramos de nata (yo he usado vegetal, ya sabéis que me gusta mucho más, la vegetal de repostería ya lleva azúcar integrado) con una cucharada de azúcar (opcional) hasta que esté bien firme. Pasamos a una manga pastelera con boquilla rizada y vamos formando un círculo de fuera hacia dentro, formando nuestro “copete”. Decoramos con trocitos de fresas y guardamos en la nevera hasta el momento de consumir.

fresa_mousse

Esta mousse es deliciosa a cualquier hora, pero os garantizo que si la preparáis para una comida o reunión en casa con amigos o familia, dejaréis al personal con la boca abierta. Aprovechemos las fresas ahora que podemos, ¡que luego el resto del año se hace eterno! Besazos gigaNtes a tod@s y hasta la semana que viene.

Andrea