Chocoflan

Chocoflan

chocoflan

¡Feliz lunes de nuevo! ¿Habíais oído hablar del chocoflan o bizcocho imposible? Si es así sabréis que la “magia” es posible en este delicioso postre, y para los que no lo conocíais, deciros que si lo probáis quedaréis maravillados con él. Podéis hacerlo en el molde que queráis, yo he elegido este tipo Bundt Cake pero podéis hacerlo en el que más os guste.

flan

El chocoflan es un postre típico mexicano, mitad bizcocho, mitad flan. Suave y delicioso, ¡los ingredientes se invierten durante el horneado! Parece imposible pero no lo es, esto es posible por el peso de los ingredientes y por la cocción al baño María, así que tomad nota de los ingredientes porque os aseguro que se convertirá en un clásico en vuestra casa,

Ingredientes:

Bizcocho de chocolate:

  • 150 gramos de mantequilla
  • 125 gramos de chocolate negro para postres
  • 3 huevos
  • 200 gramos de azúcar moreno
  • 125 gramos de harina
  • 30 gramos de cacao en polvo puro tipo Valor
  • 1 pizca de sal
  • Esencia o pasta de vainilla
  • 1 cucharadita de levadura química

Flan:

  • Una lata de 397 gramos de leche condensada
  • 125 ml de nata líquida para montar 35% M.G.
  • 250 ml de leche entera
  • 250 gramos de queso crema tipo Philadelphia
  • 4 huevos

Preparación:

  1. Comenzamos fundiendo el chocolate junto con la mantequilla. Dejamos enfriar.
  2. Ahora batimos los huevos junto con el azúcar hasta blanquear. Añadimos la vainilla a continuación.
  3. Lo siguiente que haremos será tamizar la harina, junto con la levadura y el cacao en polvo. Añadimos también la sal. Reservamos.
  4. Ahora vertemos la mezcla de chocolate y mantequilla a los huevos.
  5. Por último, añadimos los sólidos tamizados y removemos con movimientos envolventes. Vertemos esta mezcla en nuestro molde previamente y muy bien engrasado.
  6. Comenzamos el flan. Para ello mezclamos todo con robot de cocina o amasador, o con mini-pimer. Vertemos en el molde encima de la capa de bizcocho.
  7. Paso super importante: ponemos nuestro molde sobre una bandeja alta de horno con agua muy caliente hasta la mitad del molde, para que se inviertan correctamente las capas gracias al baño María. Yo lo he cubierto con papel de aluminio para conservar mejor la humedad. Horneamos aproximadamente 1+1/2 hora a 160º. Pasado este tiempo comprobamos que esté hecho levantando un poquito el papel de plata y observando que se haya invertido correctamente, arriba deberá estar la capa de bizcocho. Podemos pinchar con un palillo para comprobar que esté bien horneado. Si necesitara un poquito más, ponemos 15 minutos más.
  8. Una vez tibio lo llevamos a la nevera hasta el día siguiente o un mínimo de 5-6 horas. Una vez frío desmoldamos.

pastel_imposible

Si lo probáis descubriréis lo rico que está este pastel, no resulta pesado porque combina el dulzor del bizcocho con la frescura del flan, y es absolutamente irresistible, sin duda de mis favoritos. Espero que os haya gustado y con él me despido hasta el lunes que viene. ¡Besos a todos!

Andrea

 

 

Charlota de mandarina y arándanos

Charlota de mandarina y arándanos

charlotte_mandarina

¡Hola de nuevo! ¿Habéis visto que maravilla os traigo hoy? Una deliciosa charlota de mandarina y arándanos, sin horno y además aprovechando las frutas tan deliciosas de la temporada. Como siempre, fácil, rápida y muy rica. La charlota o charlotte es un postre típico francés, que consiste en forrar un molde con bizcochos de soletilla o genovés, y rellenarlo de una crema o mousse en frío. Normalmente se rellena de capas de crema y galletas, pero yo esta vez he querido darle un toque peculiar y sólo he puesto bizcochos debajo y en los laterales. El relleno lo he hecho con una gelatina de arándanos que está para chuparse los dedos. Os invito a quedaros conmigo y disfrutéis de este postre tan fantástico.

charlota_arandanos

Ingredientes (para un molde de 18cm):

  • 30 bizcochos de soletilla o similar
  • Leche para “empapar” los bizcochos
  • 250 gramos de queso mascarpone
  • 50 gramos de azúcar
  • El zumo de 6 mandarinas
  • 250 ml de nata para montar 35%M.G.
  • 5 hojas de gelatina
  • Colorante naranja (opcional)

Relleno de arándanos:

  • 200 gramos de arándanos
  • 50 gramos de azúcar
  • 3 hojas de gelatina

carlota_mandarina

Preparación:

  1. Lo primero que haremos será preparar nuestro relleno de arándanos (también podemos usar un coulis o salsa que tengamos ya hecha). Para ello ponemos en un cazo los arándanos junto con el azúcar y llevamos al fuego hasta que hierva, se disuelva el azúcar y los arándanos estén como “deshechos”. Una vez listo retiramos del fuego y con mucho cuidado de no quemarnos lo trituramos con ayuda de una mini-pimer o batidora. Mientras dejamos templar esta mezcla vamos hidratando las 3 hojas de gelatina en agua muy fría. Una vez listas las escurrimos y las echamos en el cazo del coulis de arándanos. Disolvemos bien y dejamos reposar. Mientras, preparamos un molde más pequeño del que vamos a usar para la tarta, o bien podemos emplear un cortador de galletas redondo. Lo forramos por debajo con papel film y lo apoyamos sobre un plato o bandeja para evitar una posible fuga del relleno. Vertemos la salsa por encima y llevamos al congelador un mínimo de dos horas.
  2. Ahora es el turno de forrar el molde con los bizcochos. Aquí armaros de paciencia, porque algún bizcocho se os resistirá. Vamos mojando los bizcochos en leche sólo por el lado que “tocará” el relleno, no el que toca el molde. Los vamos colocando alrededor del molde todos juntos. Si son muy redondos podéis cortar las puntas de debajo para que quede más plana y bonita la base. Una vez hecho esto ponemos bizcochos también por abajo, para que hagan de base. Éstos últimos no deberemos mojarlos en leche.
  3. A continuación preparamos nuestra crema. Batimos el queso mascarpone con el azúcar y el zumo de las mandarinas (yo lo he colado pero es opcional) hasta que esté todo bien integrado. Ahora separamos una taza de esta masa y la calentamos 30 segundos en el microondas. Al resto de preparación, si hemos elegido utilizar colorante, será el momento de echarle unas gotitas hasta que nos quede un tono naranja suave. 
  4. Hidratamos las láminas de gelatina en agua fría, y una vez listas, las escurrimos y agregamos en la tacita que habíamos separado y calentado anteriormente. Removemos bien y reservamos.
  5. Montamos la nata y cuando esté firme la agregamos a nuestro bol con la crema de mandarina. Integramos bien y con cuidado de no bajar la nata. Ahora es cuando añadimos el contenido de nuestra tacita con la gelatina disuelta. Mezclamos bien.
  6. Por último vamos a proceder a rellenar nuestra charlota. Vertemos la mitad de la crema en el molde, con mucho cuidado de no manchar los bizcochos por la parte de arriba. Sacamos nuestro relleno de arándanos del congelador y lo desmoldamos. Al estar congelado y llevar el papel film no tendremos problema. Ahora lo colocamos sobre el relleno, presionamos un poquito y terminamos de rellenar la charlota con el resto de crema. Y ¡listo! Llevamos a la nevera un mínimo de 5 horas, o como siempre os digo mejor toda la noche.

carlota_arandanos

Podéis decorarla como más os guste, yo he puesto arándanos por encima y la he rodeado con un lado, pues me parece que queda muy vistosa así 🙂

Y sin más y esperando que os haya gustado la receta me despido hasta la semana que viene. Besos!

Andrea