Brownie de avena y plátano

Brownie de avena y plátano

brownie

¡Hola a tod@s! ¿Y si os digo que este brownie tan mega chocolateado aparte de un pecado mortal es saludable? Sí, saludable, sin un gramo de azúcar, ni lactosa ni harina de trigo. Y os preguntaréis…¿y esa pinta tiene? Pues sí, este brownie tiene esta magnífica pinta y esa jugosidad gracias a otro ingrediente que quizás ni os imaginéis: el plátano. No os preocupéis si no sois fanáticos de esta fruta, pues apenas se nota el sabor.

La receta de hoy es perfecta para todos los públicos, y si queréis hacerlo sin gluten solo tendréis que utilizar una harina de avena sin gluten. Ya sabéis que la avena aunque no contiene gluten en sí, contiene una proteína idéntica a las que contienen varios cereales con gluten, por ello no es 100% segura para los celíacos, pero actualmente existen marcas especializadas que han conseguido que sí lo sea, así que es adaptable sin ningún tipo de problema.

Os prometo que este brownie no dejará indiferente a nadie, y que si lo hacéis y lo dais a probar, nadie notará la diferencia con un brownie “normal”.

avena_brownie

Ingredientes:

  • 2 plátanos maduros
  • 2 huevos L
  • 60 gramos de sirope de ágave
  • 45 gramos de cacao en polvo puro (tipo Valor)
  • 1 cucharadita (5 gramos) de levadura química  (tipo Royal)
  • 100 gramos de avena molida o harina de avena
  • 1 cucharadita (5 gramos) de extracto o pasta de vainilla
  • 60 gramos de chocolate negro al 70% sin azúcar (yo utilizo este de la marca Valor)
  • 75 gramos de nueces picadas
  • 70 gramos/ml de aceite de coco (según la época del año en la que nos encontremos estará en estado líquido o sólido)
  • 1 pizca de sal
  • 30 gramos de coco rallado

Preparación:

  1. Lo primero que haremos será machacar los plátanos maduros con ayuda de un tenedor hasta que queden puré.
  2. A continuación, o bien al baño María o bien en microondas en intervalos de 30 segundos, fundiremos el chocolate negro junto con el aceite de coco. Dejamos templar.
  3. Batimos los huevos lo justo junto con la pizca de sal y la vainilla. Ahora añadimos el sirope de ágave.
  4. Esta mezcla de huevos se la añadimos a la mezcla de chocolate que teníamos enfriando y removemos bien.
  5. Ahora añadimos el puré de plátano y el coco rallado. Por último añadimos las nueces picadas.
  6. Sobre esta mezcla tamizamos la avena junto con el cacao y la levadura.
  7. Y por último, vertemos nuestra mezcla en un bol cuadrado de aproximadamente 20×20 cm, previamente engrasado y con un papel vegetal o de horno en la base. Horneamos 18 minutos a 180º. Ya sabéis que si vuestro molde es de diferente medida tendréis que vigilar el horno porque el tiempo de horneado cambiará. Muy importante este paso de horneado, pues de nosotros depende que nuestro brownie quede jugoso y no seco.
  8. Una vez horneado dejamos enfriar sobre una rejilla y después desmoldamos con cuidado.

healthy_brownie

Yo lo he acompañado de chocolate negro al 70% sin azúcar, fundido un poquito en el microondas. Pero podéis obviar este paso, va a estar delicioso igual. Espero que lo probéis y me contéis que os ha parecido. Un besazo a tod@s y hasta la próxima semana.

Andrea

 

 

Probablemente el brownie más jugoso que hayas probado jamás: Brownie red velvet con cheesecake

Brownie red velvet con cheesecake

brownie

¡Hola a todos! Sí, lo sé, se os hace la boca agua sólo de verlo, y no os falta razón, porque probablemente este sea el brownie más jugoso que hayáis probado nunca. Se trata de un brownie red velvet con cheesecake. Mezcla auténtica y explosiva donde las haya, mezcla la dulzura del chocolate, con el inigualable sabor del red velvet, y con la suavidad y delicadeza de una auténtica cheesecake. ¡Por no hablar de lo poco que cuesta hacerlo! Sin robot, ni varillas, ni nada, simplemente se mezcla todo a mano y listo.

cheesecake_brownie

El brownie es originario de Estados Unidos, y es un bizcocho pequeño de color marrón, de ahí su nombre (brown = marrón). A lo largo de los años se han creado infinidad de variedades de este postre americano, siendo el original generalmente de chocolate con nueces; pero ya veis, el brownie acepta casi ¡cualquier cosa!

Así que por eso os traigo esta maravilla que además de bonito está riquísimo.

Ingredientes (para un molde cuadrado o rectángular de unos 20 cm):

Brownie Red Velvet

  • 120 gramos de chocolate negro para postres
  • 90 gramos de mantequilla
  • 85 gramos de harina normal
  • 150 gramos de azúcar blanco
  • 2 huevos
  • 15 gramos de cacao puro en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Colorante rojo en gel (cantidad variable según que colorante uséis, entre 1 y 2 cucharadas)

Cheesecake

  • 300 gramos de queso tipo Philadelphia
  • 90 gramos de azúcar
  • 1 yema de huevo tamaño XL
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

  1. Lo primero que debemos hacer es preparar el molde con el que vamos a trabajar. Lo ideal sería poner un papel de horno en la base del tamaño del molde, pegarlo con un poquito de mantequilla y después rociar con spray desmoldante. Si no tenéis spray podéis usar mantequilla. Precalentamos el horno a 175º.
  2. Derretimos la mantequilla con el chocolate al baño María o en el microondas. Añadimos el azúcar y batimos bien.
  3. Lo siguiente que hacemos es añadir los huevos uno a uno y mezclarlos bien.
  4. Ahora es momento de añadir la harina tamizada junto con el cacao y la sal. Removemos lo justo hasta que esté integrado y añadimos el colorante rojo. Aunque parezca que no sube de color una vez mezclado con la cheesecake el color se notará más. Vertemos en el molde aplanando bien la  superficie con una espátula y reservamos.
  5. A continuación preparamos la cheesecake. Batimos el queso crema junto con el azúcar, la yema y el extracto de vainilla, que nos quede bien homogéneo y esponjoso. Lo vertemos encima del brownie y con la ayuda de un cuchillo o un palito de brocheta vamos dibujando líneas para conseguir un efecto marmolado ¡ojo! sin pasarse.
  6. Por último, horneamos unos 40 minutos. Pasado este tiempo dejamos enfriar y desmoldamos con mucho cuidado. Cortamos cuadraditos de unos 5 x 5cm.

red_velvet_brownie

Y ya lo tenemos listo, como podéis comprobar es sencillísimo de hacer, una vez enfriado se guarda en un tupper de cristal en la nevera o en papel de plata, pero a quién vamos a engañar, ¡no va a dar tiempo a que llegue a la nevera! Espero que os haya gustado y que os animéis a hacerlo, porque estoy segura de que se convertirá en uno de vuestros básicos de la repostería. ¡Hasta pronto!

Andrea