Blog

Coca de San Juan

Coca de San Juan

coca_sanjuan

¡Feliz día a tod@s! Nos acercamos a la noche más mágica del año y que mejor que celebrarla con esta rica y tradicional coca de San Juan, con crema pastelera y piñones. Esta coca es un dulce tradicional catalán y de la zona de Levante, y ha sido versionada en muchas clases, desde ésta que os muestro hoy que es la clásica, hasta cocas de chocolate, rellenas, saladas…todo depende de cada uno. Yo he querido hacer esta típica de crema pastelera y piñones, que particularmente es la que más me gusta. Esta receta no es mía, es del gran panadero Xavier Barriga para el blog de María Lunarillos, con alguna pequeña modificación que he creído conveniente, ya sabéis que cada maestrillo tiene su librillo. Es una coca que no lleva masa madre pero os aseguro que queda blandita y jugosa durante al menos dos días, no puedo garantizaros más ¡porque en casa no ha aguantado tanto!

Ingredientes (para la masa de coca):

  • 400 gramos de harina de fuerza
  • 125 gramos de harina de trigo
  • 125 ml de leche tibia
  • 30 gramos de levadura fresca
  • 3 huevos L
  • 80 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 10 gramos de sal
  • 90 gramos de azúcar
  • 2 cucharadas de agua de azahar
  • Piñones
  • Fruta confitada (la típica que se usa en los roscones)

Ingredientes (crema pastelera):

  • 250 ml de leche entera
  • 2 yemas
  • 80 gramos de azúcar
  • 20 gramos de Maizena o almidón de maiz
  • 1 vaina de vainilla o 2 cucharaditas de extracto o pasta de vainilla

coca_san_juan

Preparación:

  1. Lo primero que haremos será preparar la crema pastelera. En un cazo, ponemos la leche junto con la vaina de vainilla (abierta y vaciada de pepitas, que habremos agregado también a la leche) o en su defecto el extracto o pasta. Llevamos a ebullición a fuego medio.
  2. Mientras llega a hervir, batimos las yemas junto con el azúcar y la Maizena, hasta que blanqueen un poco. 
  3. Cuando hierva la leche, retiramos la vaina de vainilla y la vertemos sobre la mezcla de yemas, sin parar de remover para que no cuajen.
  4. Volvemos a verter la mezcla completa sobre el cazo y llevamos al fuego medio, sin parar de remover, hasta que espese, esto será unos 5-7 minutos.
  5. Retiramos del fuego y vertemos en un recipiente de cristal e inmediatamente tapamos con un film transparente a piel (esto significa que no lo pongamos por encima del recipiente, sino tocando la misma crema, para que al enfriar no haga costra). Enfriamos a temperatura ambiente y guardamos en la nevera un mínimo de 2 horas (yo la hice el día de antes).
  6. Ahora es momento de preparar la masa de nuestra coca. Vertemos todos los ingredientes excepto la mantequilla en el vaso de nuestro robot amasador (se puede hacer a mano, pero ya sabéis, paciencia) y amasamos durante 10 minutos. Dejamos reposar otros 10 minutos.
  7. Volvemos a amasar y vamos agregando muy de poco en poco cubitos de la mantequilla a temperatura ambiente. No agreguéis el siguiente trocito si no se ha integrado el anterior correctamente. Seguimos amasando durante al menos 20-30 minutos, en tandas de 5 minutos de amasado y 5 de reposo, hasta que tengamos una masa fina, elástica y brillante. No dejéis de amasar hasta que lo consigáis, os aseguro que en el amasado está el secreto.
  8. Una vez lista la masa, hacemos una bola con ella y la ponemos en un bol engrasado y tapamos con film. Dejamos doblar el volumen, en mi caso fueron 2 horas y media.
  9. Una vez hecho el primer levado, ponemos la masa sobre un papel de horno y una tabla de madera, y vamos sacando el aire, clavando las yemas de los dedos para que nuestra masa se «relaje». Damos la forma que queremos con ayuda de un rodillo, la podemos hacer ovalada o cuadrada, del tamaño de nuestra bandeja de horno. Si veis que la masa «no se deja» estirar, solo tenéis que dejarla 2 o 3 minutos sin amasar, y volver a pasar el rodillo. Una vez estirada a un grosor de 1 cm más o menos, volvemos a dejar doblar el volumen, esto serán unas 2-3 horas, aunque yo lo que hago es taparla con film y meterla ya en la bandeja de horno y llevarla a la nevera hasta el día siguiente. Me he acostumbrado a hacer el último fermento en frío y la verdad me resulta mucho más cómodo por el hecho de hornear por la mañana, para tener la masa recién hecha durante ese día, y además creo que coge mucho más sabor al fermentar de manera lenta, pero esto es a gustos.
  10. Una vez doblado el volumen, pintamos con huevo batido y un pincel toda la superficie de nuestra coca. Después, metemos nuestra crema pastelera ya fría en una manga y vamos haciendo el «enrejado» típico de estas cocas. 
  11. Por último, decoramos con piñones, azúcar perlado, almendra laminada, fruta confitada, guindas… y horneamos unos 30 minutos a 180º. Dejamos enfriar y ¡lista! 

sanjuan_coca

Ya tenemos lista nuestra coca, para conservarla, nada como una tartera hermética o papel de aluminio, con precaución de que no quede ningún agujerito al aire. Sin más os deseo una feliz noche de San Juan a tod@s ¡mil besos!

 

Andrea

Barritas saludables de limón y chocolate

Barritas saludables de limón y chocolate

barritas_healthy

¡Hola a tod@s un lunes más! Hoy os traigo una receta de Delicious Martha, una chica increíble que hace verdaderas maravillas con la comida. Tanto dulce como salado, todo lo que toca lo convierte en oro, además tiene infinidad de recetas saludables, como estas barritas de limón y chocolate.

Elaboradas sin huevo ni lácteos, son perfectas para personas veganas, pero también para quién se quiera cuidar sin renunciar al placer de comer dulce.

Estas barritas son verdaderamente únicas y deliciosas, podría parecer que la repostería saludable no es sabrosa o que no sabe igual que la tradicional. Y no, no sabe igual, pero os aseguro que no tiene nada que envidiarle. Perfectas para matar el gusanillo entre horas, son super saciantes y de verdad que no os miento cuando os digo que están riquísimas. Sin más os animo a que las probéis y me contéis que os han parecido. A la receta original le he hecho algunas pequeñas modificaciones, a continuación la receta:

barritas_limon

Ingredientes (para unas 10 barritas):

Base de chocolate:

  • 200 gramos de anacardos
  • 45 gramos de chocolate negro al 82% derretido
  • 40 gramos de cacao en polvo puro tipo Valor
  • 60 ml aceite de coco (en estado líquido)
  • 6 dátiles remojados en agua caliente mínimo durante 10 minutos
  • 50 gramos de sirope de ágave

Capa de limón:

  • El zumo de 3 limones
  • La ralladura de un limón
  • 2 cucharadas soperas de maizena
  • 50 gramos de sirope de ágave
  • 150 ml de leche de avena
  • 15 ml de aceite de coco
  • 1 cucharadita de cúrcuma (para dar color)

Preparación:

  1. Lo primero que haremos será preparar la base de nuestras barritas. Preparamos un molde (yo he usado uno rectangular de 30×10 pero podemos utilizar uno cuadrado de 15×15 o 18×18). Ponemos un papel de horno en la base y engrasamos un poquito los laterales con mantequilla pomada o spray desmoldante. Trituramos todos los ingredientes de la base en robot tipo Thermomix o en picadora, la típica que viene con la mini pimer. Extendemos la mezcla por la base del molde y alisamos lo mejor posible con ayuda de una cuchara o espátula. Dejamos enfriar en la nevera.
  2. Para hacer la crema de limón, deshacemos la maizena en el zumo de limón, procurando que no nos queden grumitos. Lo vertemos en la leche, añadimos la ralladura y la cúrcuma. Llevamos al fuego medio hasta que se integre bien y no queden restos de maizena.
  3. Antes de que empiece a espesar añadimos el sirope y el aceite de coco y removemos constantemente. Dejamos que de un hervor, hasta que empiece a espesar. En ese momento retiramos del fuego y vertemos sobre la base de chocolate que teníamos enfriando en la nevera. Dejamos que enfríe a temperatura ambiente y llevamos a la nevera unas 3 horas mínimo, si podéis dejarlo toda una noche, tanto mejor.
  4. Una vez bien frío y cuajado  desmoldamos con cuidado y decoramos al gusto. Yo he utilizado el mismo chocolate al 82% derretido, lo he metido en una manga pastelera y he hecho unos hilitos con él. Después, vais cortando las barritas con un cuchillo con cuidado de que no se rompan y ¡listas!

limon_barritas

Espero que os haya gustado la receta, a mi me ha parecido fantástica, además de riquísimas son super saciantes y aguantas perfectamente entre comidas sin picotear nada, además no contienen ingredientes de origen animal con lo cual son perfectas para esos amigos veganos a los que nunca sabemos qué preparar. Seguro que si los probáis sorprendéis a más de uno y se convierte en uno de vuestros favoritos. Recordad guardarlas en la nevera y si queréis también las podéis congelar, aunque no creo que se de el caso ¡porque seguro que vuelan!

Andrea