Galletas Linzer

Galletas Linzer

linzer_cookies

¡Hola a tod@s! Por aquí seguimos con recetas super navideñas y ricas ricas. Ejemplo de ello son estas galletas Linzer, perfectas para una sobremesa, junto con los turrones y los polvorones, son una opción perfecta y muy vistosa para lucir en nuestra mesa.

Las galletas Linzer tienen su origen en la ciudad austríaca del mismo nombre, y se dice que derivan de la tarta Linzer, cuya estética e ingredientes son similares a estas galletas. Estas galletas se elaboran con limón, almendra y mermelada, y os aseguro que la mezcla es deliciosa y además aguantan varios días, bien guardadas en una lata o tupper hermético, con lo cual las podéis elaborar con antelación.

Para hace estas galletas he seguido la receta de la gran Anna Olson, así que os pongo aqui abajo los ingrendientes y preparación traducidos al castellano y además la conversión de tazas a gramos, por si hay algún perezoso 😉

Ingredientes:

  • 1 taza de mantequilla a temperatura ambiente = 225 gramos
  • 1+1/2 taza de azúcar glas = 170 gramos
  • 4 yemas de huevo
  • La ralladura de un limón
  • 3/4 taza de harina de almendras o almendras molidas = 90 gramos
  • 3 tazas de harina de repostería = 375 gramos (si no tenemos harina de repostería, es tan sencillo como a la cantidad de 375 gramos, retirar 90 gramos de harina y añadir 90 gramos de maizena)
  • 1/4 cucharadita de levadura (1,25 gramos)
  • 1/4 cucharadita de sal (1,25 gramos)
  • 1 cucharadita de pasta o extracto de vainilla (5 gramos)
  • Mermelada al gusto (yo he elegido de frambuesas)

Preparación:

  1. Comenzamos batiendo la mantequilla con el azúcar glas tamizado hasta que esté perfectamente integrado.
  2. Ahora añadimos las yemas, una a una. No añadir la siguiente hasta que la anterior esté perfectamente integrada.
  3. Es momento de integrar la vainilla, la ralladura de limón y las almendras molidas. Añadimos la sal.
  4. Ahora, a velocidad baja, añadimos la harina junto con la levadura (tamizadas) y batir justo hasta que esté integrada y ya no veamos restos de harina. Terminamos de integrar a mano.
  5. Con la masa resultante, hacemos una bola y la estiramos entre dos papeles de horno (si es muy grande la dividimos en dos bolas). Con ayuda de un rodillo estiramos la masa de un grosor más o menos de 0,5 cm. Llevamos estas láminas a enfriar a la nevera un mínimo de 1 hora.
  6. Pasado este tiempo cortamos nuestras galletas con un cortador de galletas. Tened en cuenta que la mitad de galletas irán «enteras» y a la otra mitad deberemos hacerle un agujerito en medio con otro cortador, para que una vez terminadas se vea la mermelada del interior. Esta es la «gracia» de las galletas Linzer.
  7. Horneamos 15 minutos a 175º. Las sacamos del horno cuando aún esté el centro de la galleta un poco blandito, pues terminan de cocerse una vez las sacamos y además evitaremos que se nos queden duras. Dejamos enfriar.
  8. Una vez frías ya las podemos manipular. Las mitades «enteras» las untamos con la mermelada que elijáis. Y las mitades con el agujerito, las ponemos sobre un papel de horno y comenzamos a espolvorear azúcar glas tamizado hasta que estén totalmente cubiertas. Una vez listas tapamos la galleta que lleva la mermelada y encajamos bien. Y….¡listas!

galletas_linzer

Como veis son facilísimas y además están deliciosas. No perdáis la oportunidad de hacerlas porque os aseguro que os encantará el resultado, además quedan preciosas y muy vistosas. Os mando un beso fuerte a tod@s y hasta la próxima entrada!

 

Andrea

 

 

Bundt Cake Red Velvet

Bundt Cake Red Velvet

velvet_bundt

¡Hola a todos! ¿Cómo lleváis las fiestas? Seguro que tenéis un montón de ideas para preparar estos días, la ilusión que hace preparar esos dulces típicos ¿verdad? Hoy os traigo una receta infalible y deliciosa, que luce muchísimo en las mesas navideñas gracias a su color rojo; me refiero a este Bund Cake Red Velvet. Este bizcocho podría hacerse en un molde normal si se quisiera, pero os recomiendo encarecidamente que invirtáis en un molde Nordic Ware, que es con el cual se realiza perfectamente este tipo de bizcocho. Los moldes Nordic tienen un tubo central hueco, por el cual circula el aire para que se haga perfectamente por todos los lados por igual y «crezca» el punto exacto. Por eso siempre hay que hornearlo sobre la rejilla del horno, si lo hiciéramos sobre bandeja no dejaríamos que circulara el aire. Además están hechos de material de 1ª calidad y tienen unas formas preciosas. Como veis soy fanática de este tipo de moldes, que conste que sólo tengo dos, pero os aseguro que duran años y años y años, todavía no he tenido que reponer ninguno de los dos. Si les dais un buen uso y los limpiáis correctamente, os durarán toda la vida.

Después de esta breve explicación, os dejo con la lista de ingredientes.

bundt_cake_velvet

Ingredientes (para un molde de unos 18cm):

  • 175 gramos de mantequilla
  • 300 gramos de azúcar
  • 375 gramos de harina
  • 3 huevos L
  • 25 gramos de cacao en polvo Puro
  • 250 ml de leche
  • 2 cucharaditas de vinagre blanco
  • Una pizca de sal
  • Colorante rojo al gusto
  • 1 cucharadita de bicarbonato

Ingredientes para el frosting de queso crema:

  • 200 gramos de queso crema tipo Philadelphia
  • 150 gramos de azúcar glas

Preparación:

  1. Lo primero que haremos será preparar el «buttermilk». Esto se consigue añadiendo una de las cucharaditas de vinagre blanco a la leche. Dejamos reposar 10 minutos hasta que se corte. Una vez pasado el tiempo añadimos el colorante rojo, unas dos cucharaditas. Removemos bien.
  2. Lo siguiente será batir la mantequilla junto con el azúcar hasta blanquear. Después añadimos los huevos, uno a uno, la pizca de sal, la otra cucharadita de vinagre y finalmente el «buttermilk» ya teñido de rojo.
  3. Ahora tamizamos la harina junto con el bicarbonato y el cacao. La añadimos a la mezcla anterior y batimos justo hasta que esté integrada, pero procurando que no quede ni un poquito de harina sin integrar.
  4. Es momento de preparar nuestro molde, rociamos con spray desmoldante o untamos muy bien con mantequilla, llegando bien a cada rinconcito. Vertemos nuestra mezcla.
  5. Damos unos golpecitos secos a nuestro molde encima de una encimera para quitar las posibles burbujitas de aire que hayan podido salir. Horneamos 50-60 minutos a 175º o hasta que al pinchar un palito de brocheta éste salga limpio.
  6. Dejamos enfriar unos 10 minutos y acto seguido desmoldamos sobre una rejilla, para que termine de enfriarse por completo.
  7. Para el frosting de queso, sólo tendremos que batir el queso junto con el azúcar glas tamizado hast que tengamos una mezcla perfectamente homogénea. Yo la preparo siempre el día de antes para que coja más cuerpo. Y ahora sí bañamos nuestro bundt como más nos guste.

velvet_bundt_cake

Y con este trocito tan hermoso me despido de vosotros hasta la próxima entrada, espero que paséis buenos días y deleitéis a los vuestros con cositas hechas por vosotros mismos. Un besote a todos!

 

Andrea