Tarta de cerveza negra

Tarta de cerveza negra

guiness_cake

¡Feliz lunes a todos! Hoy os traigo una maravillosa tarta de cerveza negra, más concretamente de cerveza Guiness, que es la reina por excelencia en este tipo de tartas. Es una tarta muy llamativa por su color negro intenso y es fantástica combinada con un frosting de queso. No cuesta nada de hacer salvo el tiempo de horneado pero por lo demás no tiene ninguna complicación. La verdad que ya hacía tiempo que me rondaba la idea de hacer una tarta así, pero nunca encontraba el momento. Lo que sí os digo es que esta receta la repetiré más veces, pues confieso que es la primera que hago pero en casa nos encantó el sabor (¡¡no sabe a cerveza!!), la textura y la presencia, la verdad que es una tarta bien resultona. 

guiness

Ingredientes:

Bizcocho:

  • 250 gramos de mantequilla
  • 250 ml de cerveza negra
  • 90 gramos de cacao en polvo puro
  • 2 huevos L
  • 150 gramos de queso mascarpone, o yogur griego, o nata para montar 35% M.G (admite muchas variantes)
  • 200 gramos de harina
  • 375 gramos de azúcar
  • 2 + 1/2 cucharadita de teléfono
  • 1 cucharadita de extracto o pasta de vainilla
  • Colorante negro (opcional)

Frosting de queso:

  • 200 gramos de queso crema tipo Philadelphia
  • 100 gramos de azúcar glas
  • 1 sobre de azúcar vainillado

Preparación:

Bizcocho:

  1. Lo primero que haremos será calentar la cerveza en un cazo. Cuando esté a punto de hervir añadiremos la mantequilla cortada a cubitos y removeremos a fuego medio hasta que se derrita. Reservamos.
  2. A continuación batimos los huevos junto con el azúcar hasta blanquear. Añadimos el queso mascarpone o la nata junto con la vainilla e integramos bien. Ahora añadimos esta mezcla al cazo de cerveza y mantequilla que teníamos reservada. Si hemos elegido añadir colorante negro éste es el momento de agregarlo. Sólo un pelín será suficiente. Este paso no es obligatorio, pero sí que es cierto que le sube un poquito el color negro al bizcocho y queda más bonito. Si no tenéis no pasa nada, el bizcocho sigue saliendo negro.
  3. Ahora añadimos los sólidos tamizados (harina, cacao y bicarbonato) con movimientos envolventes con una espátula de silicona. 
  4. Vertemos esta mezcla en nuestro molde (yo he usado uno de silicona de 20 cm pero podéis usar uno alto de 15 cm)
  5. Finalmente horneamos unos 45 minutos a 180º o hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio. Recordad que si usáis un molde de otro tamaño el tiempo variará, cuanto más alto sea el molde más tiempo deberemos tenerlo en el horno. Pasado este tiempo sacamos del horno y dejamos enfriar 10 minutos sobre una rejilla. Desmoldamos con cuidado.

Frosting de queso:

  1. Lo primero que haremos será batir el queso crema junto con el azúcar glas y el azúcar vainillado hasta que coja un poco de cuerpo. Reservamos en nevera unos 20 minutos.
  2. Podéis meter la crema en una manga pastelera y decorar la tarta o bien abrir en dos el bizcocho y rellenarlo.

guiness_cake_portion

Y como véis no tiene mayor complicación, es una receta infalible que sorprenderá a todos. Os animo a que la probéis y se la deis a probar a los vuestros, nadie adivinaría que lleva cerveza 😉

¡Hasta la semana que viene!

Andrea

Cake marmolado

Cake marmolado

¡Feliz lunes a todos! Espero que comencéis la semanita con toda la energía del mundo mundial, y una de las mejores formas que hay es desayunando “como se merece”. Este cake marmolado de vainilla y chocolate hará las delicias de todos en casa. Es un bizcocho muy rico y vistoso que conserva la humedad sin problema al menos 3 días. Si dura más ya no os lo puedo asegurar porque en mi casa no dura tanto 😉

cake_marmolado_vainilla

Para hacer esta receta podéis utilizar cualquier molde de bizcocho. Yo suelo hacerlo en el típico molde de plum cake alargado, de unos 30 cm de largo, pero podéis hacerlo en el que queráis.

Ingredientes:

Para la masa de vainilla:

  • 225 gramos de azúcar

  • 5 yemas + 1 huevo entero

  • 120 ml de nata para montar 35% M.G.

  • 175 gramos de harina

  • 50 gramos de mantequilla derretida

  • Pasta o esencia de vainilla al gusto

  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo tipo Royal (2,5 gramos)

Para la masa de chocolate:

  • 150 gramos de azúcar

  • 5 yemas + 1 huevo entero

  • 90 ml de nata para montar 35% M.G.

  • 30 gramos de cacao en polvo puro tipo Royal

  • 95 gramos de harina

  • 40 gramos de mantequilla derretida

  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo tipo Royal (2,5 gramos)

Preparación:

  1. Lo primero de todo será preparar dos boles, uno para cada masa. En cada uno de los boles batimos las yemas junto con el huevo y el azúcar. Nos ayudamos de unas varillas o robot.
  2. Ahora añadimos la nata, la mantequilla derretida y la vainilla (esta última sólo en el bol de la masa de vainilla)
  3. Es momento de tamizar la harina junto con la levadura y el cacao en polvo (este último sólo en el bol de la masa de chocolate) e integrar con cuidado con ayuda de una espátula.
  4. Por último engrasamos bien nuestro molde con aceite, mantequilla o spray desmoldante y vamos añadiendo cucharadas alternas de cada una de nuestras masas. Al terminar, con ayuda de un cuchillo o palito de madera haremos como unas olas para romper aún más el color.
  5. Finalmente horneamos en el horno precalentado a 160º durante unos 45 minutos o hasta que al pinchar con un palito éste nos salga limpio.

¡No me digáis que no es facilísimo este bizcocho! No os asustéis por la cantidad de yemas que lleva, porque las claras que os sobren ya sabéis que las podéis congelar en una bolsita indicando peso o número de claras y la fecha; y después utilizarlas para otra cosa, como merengues o macarons. También podéis comprar las yemas aparte, en Mercadona ya las han traído congeladas, así que no tenéis excusa para desayunar como unos auténticos campeones con este riquísimo cake marmolado.

Un besote a todos y ¡hasta la próxima semana!

Andrea