Cheesecake de dulce de leche y galletas Lotus

Cheesecake de dulce de leche y galletas Lotus

lotus_cheesecake

¡Hola a todos! ¿Qué os parece esta fantástica cheesecake de dulce de leche y galletas Lotus?  Las tan de moda galletas Lotus tienen un fantástico sabor a caramelo y le dan un toque súper especial a esta tarta de queso. Esta receta en particular requiere de horno, pero a veces merece la pena  pasar un poco de calor si el resultado es algo tan rico como esto. Aunque alguno podáis pensar que esta tarta es empalagosa, nada más lejos de la realidad, es fresquita y muy ligera.

lotus

Ingredientes (para un molde desmontable de 23cm):

Para la base:

  • 200 gramos de galletas Lotus
  • 75 gramos de mantequilla derretida

Para la cheesecake:

  • 750 gramos de queso crema tipo Philadelphia
  • 125 gramos de azúcar
  • 4 huevos L
  • 125 gramos de dulce de leche, yo uso marca Chimbote, en Mercadona
  • 75 ml de nata para montar
  • 30 gramos de harina de maíz (si no tenéis no pasa nada, podéis usar la normal)
  • 1 cucharada de esencia o pasta de vainilla

Preparación:

  1. Lo primero que haremos será desmenuzar las galletas Lotus con un robot de cocina, molinillo o a mano. Las mezclamos con la mantequilla derretida y cubrimos un molde desmontable de entre 20-25 cm de diámetro previamente engrasado. Dejamos la superficie lo más plana posible y llevamos a la nevera.
  2. Lo siguiente será batir el queso crema junto con la nata (bien fríos) con unas varillas. Añadimos el azúcar y seguimos batiendo. 
  3. Ahora vamos añadiendo los huevos uno a uno, y cuando estén bien integrados añadimos la vainilla.
  4. Añadimos la harina, mezclamos lo justo para que se integre y añadimos el dulce de leche. No batimos mucho para que no se nos baje la mezcla.
  5. Ahora es el turno de sacar nuestro molde de la nevera. Vertemos la mezcla y llevamos al horno precalentado a 170º. Horneamos 10 minutos y después bajamos la temperatura a 150º, y horneamos unos 45 minutos más, o hasta que veamos la superficie cuajada. No os preocupéis si la tarta “baila” un poco, pues al sacarla del horno se terminará de cuajar.
  6. Finalmente, después de dejarla enfriar por completo, la llevamos a la nevera unas 4-6 horas.  Antes de servir, desmoldamos  y decoramos con dulce de leche y galletas Lotus, a vuestro gusto.

cheesecake

Como veis es una receta muy facilita pero que tiene un resultado espectacular, ya habréis podido comprobar que ¡me vuelven loca las cheesecakes! ¡Hasta la próxima semana!

Andrea

Huesitos

Huesitos

huesito_s

¡Hola a todos! Hoy os traigo una receta que seguro que os teletransporta a vuestra niñez. Se trata de la receta de los “huesitos“. Sí, esas maravillosas chocolatinas con ese toque tan indescriptible que las hacía únicas. Pues bien, cómo no, es una receta fácil, rápida y sin horno, así que no tenéis excusa para no hacerla. Me he inspirado en la receta del blog de María Lunarillos, aunque yo le he hecho algún cambio, os pongo las dos versiones.

huesito

Ingredientes (para 12 huesitos):

  • 20 barquillos o galletas de helado (yo he usado estos de Mercadona)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 100 gramos de dulce de leche o bien 100 gramos de Nocilla o Nutella (yo he usado dulce de leche)
  • 300 gramos de cobertura de chocolate con leche (yo he usado chocolate negro)

Preparación:

  1. Lo primero de todo es preparar una bandeja para poder trabajar sobre ella. La protegemos con un papel de horno. Disponemos las obleas para helado sobre ella.
  2. Empezamos untando una oblea con la crema de cacao o dulce de leche; ponemos otra oblea encima y repetimos la operación hasta obtener un total de 5 obleas. Recordad que la última oblea no hay que untarla.
  3. Una vez terminemos llevamos la bandeja a la nevera una media hora para que solidifique un poco y podamos cortarlos.
  4. Mientras se enfrían vamos fundiendo la cobertura de chocolate en el microondas en espacios de 30 segundos, así evitamos que se nos queme. Vamos sacando y removiendo y volvemos a calentar 30 segundos si hace falta. Una vez fundido agregamos el aceite de oliva.
  5. Es momento de sacar las obleas de la nevera. Con ayuda de un cuchillo afilado los cortamos en 3 barritas iguales. Éstas serán nuestros huesitos.
  6. Por último y con ayuda de dos tenedores vamos bañando los huesitos en el chocolate derretido, escurrimos el exceso y reposamos sobre la bandeja. Os diría que dejarais solidificar a temperatura ambiente, pero a menos que viváis en Siberia o hagáis la receta en invierno, con este calor tendréis que llevarlos a la nevera. 

huesitos

Una vez se solidifique el chocolate ya estarán listos para disfrutar. Espero que os guste y lo pongáis en práctica porque son realmente buenos y además caseros, ideales para los cumples de los más pequeños. Un besazo y ¡hasta la semana que viene!

Andrea