Muesli o granola saludable

Muesli o granola saludable

granola

¡Hola a todos! Hoy os traigo algo que se sale un poco de lo habitual en mi pero que me encanta y desayuno a menudo. Y es que una no puede vivir solo de dulces y también hay que comer saludable el resto del tiempo. La receta de hoy es de muesli casero o “granola” como también se le conoce al muesli. La receta requiere de horno pero nada más que 10-12 minutos. Es un desayuno completo con hidratos de carbono de absorción lenta o carbohidratos complejos; esto quiere decir que nos sacian más y nos van a aportar energía y nutrientes para toda la mañana sin necesidad de picar entre horas. Una vez lo probéis no volveréis a comprarlos hechos, pues además los comprados están llenos de azúcar refinado, no hay más que leer las etiquetas. Así que espero que os encante como a mi y que lo introduzcáis en vuestro día a día.

 

Ingredientes:

  • 300 gramos de copos de avena
  • Semillas de sésamo (un puñado)
  • Pipas de calabaza (un puñado)
  • Nueces, almendras, avellanas, o el fruto seco que más os guste (crudos, sin tostar ni salado) (12-15 unidades de cada)
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 4 cucharadas soperas de sirope de ágave
  • Semillas de amaranto inflado (un puñado)
  • Semillas de lino molidas (las venden sin moler pero las podéis moler en un robot de cocina o molinillo) (un puñado)
  • 4 onzas de chocolate negro al 70% o al 85% sin azúcar (marca Hacendado o Valor)

Preparación:

  1. Lo primero de todo preparamos un bol grande para mezclar todos los ingredientes. Vertemos los copos de avena, las pipas de calabaza, las semillas de sésamo, las semillas de lino, los frutos secos picados y el amaranto. El amaranto se encuentra fácilmente en herbolarios, si no lo encontráis inflado podéis comprar el grano en crudo e inflarlo en casa como si fueran palomitas, en una olla bien caliente, vertéis las semillas, tapáis y movéis rápidamente durante unos 2 minutos de lado a lado, oiréis que estallan como si fueran palomitas.
  2. Ahora añadimos el aceite de oliva y el sirope de ágave, mezclamos bien y extendemos en una capa de 1 cm de grosor más o menos en una bandeja de horno a la que previamente hayamos puesto un papel de horno. Lo siguiente es llevarlo al horno precalentado a 170º durante 10-12 minutos o hasta que esté doradito.
  3. Por último, una vez enfriado añadimos las onzas de chocolate picado, removemos y guardamos en un bote de cristal con tapa. Y…¡listo!muesliUn desayuno rico y sano en poco tiempo. Lo podéis acompañar de leche, bebidas vegetales, yogur, zumo… ¡Espero que lo probéis y me contéis el resultado!

 

Andrea

Cheesecake de moras

Cheesecake de moras

cheescake-moras

¡Hola de nuevo! ¿Cómo estáis? Achicharraditos de calor, seguro. Para no haceros pasar más calores de los necesarios hoy os traigo otra de mis recetas sin horno, esta fantástica cheesecake de moras. Ya sabéis que estamos a un tris de que podamos empezar a disfrutar de ellas en su plena temporada, así que apuntad esta receta porque será una indispensable de vuestros veranos. La base está hecha con galletas Oreo trituradas, sólo la parte de la galleta, el relleno lo emplearemos para la cheesecake.

Ingredientes (para un molde de silicona de 23 cm de diámetro):

Base de Oreo

  • 200 gramos de galletas Oreo (sólo la galleta)
  • 75 gramos de mantequilla derretida

Cheesecake

  • El relleno de nuestras Oreos
  • 400 gramos de queso crema tipo Philadelphia
  • 200 gramos de leche condensada
  • 250 ml de nata para montar bien fría
  • 4 hojas de gelatina neutra
  • 150 gramos de pasta de moras, o puré si no te importa encontrarte con las pepitas

Pasta o coulis de moras

  • 300 gramos de moras frescas o congeladas (mejor frescas)
  • 100 gramos de azúcar
  • El zumo de medio limón

Preparación:

    1. Lo primero de todo en engrasar el molde. Abrimos las galletas Oreo y con ayuda de un cuchillo sacamos el relleno y reservamos. Las trituramos y mezclamos con la mantequilla derretida. Cubrimos el molde con la mezcla dejándolo bien prensado. Enfriamos en la nevera.
    2. Para hacer la pasta de moras o “coulis” lavamos bien las moras, las escurrimos y las llevamos a una olla o cazo grande. Espolvoreamos el azúcar por encima y llevamos al fuego. Cuando empiecen a hacerse burbujitas añadimos el zumo de limón. Dejamos en el fuego removiendo de vez en cuando unos 20 minutos. Una vez pasado el tiempo dejamos enfriar un poco antes de triturar (así evitamos que nos salpique y nos queme). Trituramos con una batidora, mini-pimer o procesador de alimentos que tengamos. Ahora es opcional pasar esta pasta por el colador o no para quitar las pepitas. Si os decidís por quitarlas armaros de un poco de paciencia y ayudaros con una cuchara grande para ir “chafando” y colando la pasta.
    3. A continuación hidratamos las láminas de gelatina en agua muy fría. Ponemos a calentar la pasta de moras, y antes de que empiece a hervir añadimos las láminas de gelatina ya hidratadas y escurridas. Removemos bien y dejamos reposar.
    4. Lo siguiente que hacemos es montar la nata bien fría hasta que esté a medio montar, y añadimos la leche condesada , el queso (también fríos) y el relleno de las Oreo.
    5. Por último una vez bien batido y consistente añadimos la pasta de moras ya templada mezclando con cuidado y con movimientos envolventes. Sacamos nuestro molde de la nevera y vertemos con cuidado. Volver a enfriar en la nevera un mínimo de 6 horas o mejor incluso toda la noche. Y….¡listo! 

Espero que os resulte igual de deliciosa que a mi y que os la guardéis en favoritos. ¡Hasta la próxima semana!

Andrea