Postres sanos, sin azúcar y de origen vegetal: Natillas veganas de chocolate

Natillas veganas de chocolate

Vegan

¡Buenos días a todos! Ya estamos casi casi en el fin de semana, espero que aprovechéis algún huequito para cocinar algún postre rico, y si encima es saludable como estas natillas veganas de chocolate ¡mejor que mejor!

Hace unos días asistí online a la masterclass que impartió Venu Sanz de iniciación a los postres saludables, y la verdad que tenía muchas ganas de poner en práctica los conocimientos que aprendí y sobretodo de empezar con estas natillas. Quién iba a decirnos que algo que lleve chocolate iba a ser saludable al 100% ¿verdad?. Pues no os perdáis esta sencilla receta porque auguro que es la primera de muchas más que vendrán.

La siguiente receta es de Venu Sanz, deciros que yo he usado leche vegetal de avena, porque es la que tomamos en casa, y para endulzar he usado sirope de ágave en lugar de sirope de arroz. No es adecuado abusar del sirope de ágave, pues contiene mucha fructosa, pero para alguna ocasión especial como por ejemplo hacer un postre saludable como éste podéis emplearlo sin problema.

Ingredientes para 4 raciones:

  • 600 ml de cualquier leche vegetal (coco, almendras, avena, soja, arroz..)
  • 3 cucharadas soperas colmadas de cacao en polvo puro sin azúcar
  • 2 gramos de agar agar en polvo (yo uso marca Vahiné, lo compro en Alcampo)
  • 5 cucharadas soperas de sirope de arroz o de ágave para enduldar
  • 2 cucharadas soperas de almidón de maíz (Maicena) disuelto en un poquito de agua
  • 1 pizca de sal
  • Vainilla en polvo

Preparación:

  1. Lo primero que debemos hacer es hervir la leche junto con el agar agar durante 7 minutos, pues es el tiempo que tarda en activarse, si nos pasamos de hervir perdería su efecto.
  2. Una vez hervido retiramos del fuego y añadimos el cacao en polvo, removemos bien con unas varillas.
  3. Ahora añadimos el almidón (ya disuelto).
  4. Por último endulzamos con el sirope elegido, añadimos la vainilla en polvo y la sal. Repartimos en tazones o moldes individuales, dejamos enfriar y…¡listo!

Como veréis es una receta de lo más sencilla, pero lo mejor de todo es que estas natillas veganas de chocolate son saludables 100% y son ideales para servir a vuestros amigos después de una comida o cena “consistente”. Así que ya sabéis, ¡animaros a probarlas! y si tenéis dudas escribidme, estaré encantada como siempre de ayudaros. ¡Buen fin de semana a todos!

Andrea

Apostando por lo casero: Mermelada de fresa

Mermelada de fresa

mermelada de fresa

¡Hola a todos de nuevo! Hoy os traigo algo sencillo y rico rico, algo clásico que en los tiempos de antes siempre estaba en las casas, la mermelada de fresa casera; sí, esa delicia con las que nos deleitaban nuestras madres, y que tristemente se está perdiendo para dar paso a las mermeladas procesadas y por qué no decirlo, llenas de azúcares.

Pero tranquilos, que voy a mostraros una receta de lo más sencilla, en este caso mermelada de fresa, hay que aprovechar que estamos en plena temporada. Además la podéis variar tantas veces como queráis simplemente cambiando de fruta y añadiendo más o menos azúcar según vuestro gusto y según la temporada en la que nos encontremos.

Receta para 2-3 botes medianos

  • 1 kg de fresas de temporada
  • 100 gramos de panela ó azúcar moreno muscobado
  • El zumo de 1/2 limón ó 1 sobre de pectina (Yo la compro en Alcampo, de la marca Vahiné)

Preparación:

  1. Lo primero que debemos hacer es lavar las fresas, quitarles el rabito y cortarlas en dados.
  2. Las ponemos en una cazuela amplia, junto con la panela o el azúcar y el zumo de medio limón. Si en lugar de limón preferís poner pectina (para quién no lo sepa es un espesante a base de vegetales que reacciona en contacto con el azúcar y que ayuda a tener que cocer mucho menos tiempo la mermelada, consiguiendo así más cantidad de ésta, ahorro de energía y además nos permite echar mucha menos cantidad de azúcar, pues ayuda a espesar la mermelada) deberéis separar una tacita pequeña de los 100 gramos de panela o azúcar mascabado (le da un sabor rústico buenísimo) y mezclar con un sobrecito de pectina. En el momento que empiece a hervir la confitura le añadiremos esta mezcla.
  3. Ahora toca esperar, removed de vez en cuando con una cuchara de madera y veréis como van soltando el jugo. Si habéis añadido pectina con 30 minutos será suficiente, si habéis añadido limón tendréis que remover 45-60 minutos.
  4. Una vez pasado este tiempo, y con cuidado de no quemarnos, pasamos esta mezcla a una batidora tipo Mini Pimer. Trituramos, según nos guste con más o menos trocitos.
  5. Finalmente sólo queda pasar la mermelada de fresa a los tarros de cristal. ¡¡Súper truco para conservar al vacío!! Llenad los tarros hasta arriba, poned el tape y cerrad bien fuerte, acto seguido poned los tarros boca abajo y…¡glup! el vacío se habrá hecho solo, sin necesidad de cocer los tarros al baño María. Dejadlos así hasta que enfríen por completo y ya estarán listos.

mermelada de fresa

Esta forma de conservar la mermelada es fantástica sobretodo para la fruta de temporada, como las fresas, moras, kiwis…pues aguanta unos 6 meses en conserva fuera de la nevera. Si sois aficionados a la mermelada casera quizás habréis notado que añado muy poco azúcar, esto es sobretodo porque no nos gusta muy dulce en casa, y porque gracias a la pectina no hace falta añadir tanto azúcar para espesar.

Espero de verdad que lo probéis y veréis la diferencia con las compradas, en mi casa ya no entra ni un bote de los comprados 😉

Andrea