Tarta de chocolate y trufa

Tarta de chocolate y trufa

tarta chocolate y trufa

¡Hola a todos! Hoy os traigo una verdadera delicia, una súper tarta de chocolate y trufa. Bizcocho jugosísimo y suave relleno de trufa, ¡una auténtica delicatessen! La he decorado con ganaché de chocolate tipo drip cake; manga pastelera y con virutas de chocolate negro. Quería darle un toque un poco más actual así que la cobertura la he “dejado a medias” como en las naked cakes, dejando algún trocito sin cubrir, pasando la espátula “como quién no quiere la cosa”. Y poco más os puedo contar de esta tarta de chocolate y trufa ¡salvo que está de vicio!

Ingredientes:

Bizcocho de chocolate

  • 210 gramos de harina
  • 30 gramos de cacao puro en polvo
  • 280 gramos de azúcar moreno mascabado
  • 120 ml de aceite de girasol
  • 280 ml de leche caliente + 30 gramos de cacao en polvo puro
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • 2 cucharaditas (10 gr) de levadura en polvo
  • Una pizca de sal

Relleno y cobertura de trufa

  •  400 ml de nata para montar muy fría (yo utilizo vegetal, me gusta más el efecto “mouse” que queda, pero podéis usar la que queráis mientras tenga 35%M.G.)
  • 40 gramos de cacao en polvo puro

Ganaché de chocolate

  • 75 gramos de cacao negro troceado (minimo 72% cacao)
  • 40 ml de nata para montar

Preparación:

  1. Lo primero que haremos será batir los huevos junto con el azúcar hasta blanquearlos un poco.
  2. Después añadimos el aceite y la mitad de la leche caliente mezclada con los 30 gr de cacao en polvo (debe quedar bien disuelto). A continuación añadimos la vainilla.
  3. Seguidamente, en un bol tamizamos la harina, con el cacao y la levadura. Añadimos la sal. Agregamos a la mezcla anterior.
  4. Y por último añadimos la otra mitad de la leche caliente con el cacao.
  5. Llevamos al horno precalentado a 180º durante unos 60 minutos, dependerá un poco de vuestro horno y la forma del molde. Como siempre os digo aseguraos con un tester o palito antes de sacar del horno. Dejamos enfriar sobre rejilla 10 minutos y después desmoldamos con cuidado de no quemarnos. Pero hay que desmoldar en este momento porque sino el bizcocho cogería humedad por el molde caliente.
  6. Preparamos el relleno de trufa. Montamos la nata muy fría a máxima velocidad,  Un poco antes de que esté montada del todo agregamos el cacao en polvo. Terminamos de montar y reservamos.
  7. Para la ganache, calentamos la nata en un cazo hasta que rompa a hervir. El chocolate lo fundimos 1 minuto en el microondas a intervalos de 30 segundos. Removemos bien hasta que esté completamente integrado y sin grumos. Reservamos.
  8. Una vez se haya enfriado el bizcocho, cortamos en capas con ayuda de una lira o cuchillo de sierra grande. Rellenamos con la trufa capa a capa, sed generosos, pero con cuidado de dejar una cantidad considerable para “forrar” la tarta.
  9. Ahora es momento de lo más difícil. Pasamos nuestra tarta a una base giratoria (a ser posible), y vamos cubriéndola con la crema con ayuda de una espátula, yo utilizo una de codo. No importa si no queda perfecta, pues queremos ese toque de tarta desnuda.
  10. Llevamos a la nevera durante15 minutos para que coja un poco de frío. Así, a la hora de hacer los “churritos” de la decoración, queden perfectos.
  11. Pasamos nuestra ganache a una manga pastelera sin boquilla, cortamos un pelín la punta, unos 2mm, y vamos echando ganache por todo el contorno superior de la tarta. Al estar fría, aunque creamos que el chocolate tan líquido se escurrirá, no hay que preocuparse porque el frío de la tarta hará que los churritos queden perfectos. Y ya la decoración restante es un poco a vuestro gusto, yo en este caso rellené la parte de arriba de ganache, al solidificar hice unas decoraciones en manga pastelera con la trufa que me sobró y añadí virutas de chocolate.

tarta_chocolate

En serio, tenéis que probar esta tarta; el bizcocho se deshace en la boca y la trufa…qué os puedo decir de la trufa…nada más, solamente que la probéis. Espero ver vuestras recetas y si tenéis dudas escribidme 😉
 

Andrea

La preferida de mi casa: Cheesecake americana

Cheesecake americana

cheese_cake

¡Hola de nuevo! Hoy os traigo una receta para los amantes de las tartas de queso, se trata de la clásica cheesecake americana. Sí, una de esas tartas deliciosas que aparecen en las típicas vitrinas de los restaurantes de toda película americana que se precie. La verdad que en España las tartas de queso suelen ser mucho más sencillas y pequeñas, (sobretodo pequeñas), pero ya sabéis que los americanos todo lo hacen a lo grande, y su repostería no iba a ser menos.

Esta cheesecake admite mil y una combinaciones, a nivel ingredientes básicos y a nivel variantes. En primer lugar comentaros que he probado a cambiar varias veces los ingredientes, y ya os digo que como más nos gusta en casa es con yogur griego, pudiendo sustituirse por nata fresca, nata para montar… También separo yemas de claras y estas últimas las monto a punto de nieve, pero que sepáis que también se puede hacer con los huevos enteros. Yo prefiero montar las claras porque sale mucho más esponjosa, pero hay quién prefiere la típica tarta “consistente”, así que esto es un poco a gustos. 

tarta_queso

Ingredientes (para un molde de 23 cm de diámetro):

Base:

  • 300 gramos de galletas tipo digestive
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 150 gramos de mantequilla derretida

Cheesecake:

  • 125 ml de yogur estilo griego
  • 100 ml de nata para montar 35% M.G.
  • 5 huevos con las claras y las yemas separadas
  • 700 gramos queso de untar tipo Philadelphia (no light!!)
  • 125 gramos azúcar
  • 30 gramos de harina
  • 1 cucharada de extracto o pasta de vainilla
  • Un pellizco de sal

Preparación:

  1. En primer lugar, preparamos un molde desmoldable, preferiblemente de silicona, yo uso éste de Lekué, simplemente me encanta, lleva incorporado un plato de cerámica anti cortes y resiste al frío y calor, y os garantizáis molde para toda la vida. Rociamos con un poco de spray desmoldante o bien untamos con un poco de mantequilla.
  2. Ahora trituramos las galletas, bien con un robot de cocina, molinillo o el accesorio de picar de la Mini Pimer…Mezclamos con el azúcar y la mantequilla derretida hasta formar una pasta.
  3. Extendemos por toda la base del molde, que nos quede bien liso, y reservamos en la nevera.
  4. Mientras que preparamos el cheesecake vamos encendiendo el horno a 170º. Montamos a punto de nieve las claras con el pellizco de sal. Reservamos.
  5. A continuación batimos las yemas con el azúcar hasta blanquearlas un poco. También añadimos la harina y removemos hasta que no haya grumos.
  6. Ahora es momento de incorporar el yogur, la nata y el queso (¡sobretodo que estén bien fríos!), a poder ser con varillas para montar, a la mezcla de yemas anterior.
  7. Ahora añadimos el extracto de vainilla y la ralladura de limón.
  8. Por último, cuando esté todo bien integrado, vamos añadiendo poco a poco las claras que teníamos reservadas, con una espátula de silicona y con movimientos envolventes, por lo que procuraremos no bajar el volumen, hasta que esté todo perfectamente homogéneo.
  9. Finalmente, pasamos esta mezcla al molde que teníamos en la nevera, dejamos bien lisa la superficie, ¡y al horno! durante 75 minutos (sí, lo sé, es un montón…pero merece la pena). Si vemos que se nos está empezando a tostar de más y aún nos queda un ratito de horno, abrimos un momento y ponemos un papel de plata por encima. Una vez pasado el tiempo apagamos el horno (aquí no vale eso de meter un palito y ver si salen migas), esté como esté, y dejamos el cheesecake dentro durante mínimo 1 hora más, puesto que terminará de cuajarse. Pasado el tiempo sacamos del horno, enfriamos sobre rejilla y podemos desmoldar. Meter a la nevera mínimo 3 horas.

cakecheese

Esta cheesecake puede comerse tal cual, o decorarse con azúcar glas y frutos del bosque; o bien comerla con mermelada, si es casera mejor que mejor. En conclusión ¡está fantástica de cualquier manera! ¡Hasta la próxima entrada!

 

Andrea