Dulces que saben a antaño: Alfajores

Alfajores

alfajores

¡Hola de nuevo a todos! ¿Cómo estáis? ¿Qué tal habéis comenzado la semanita? ¡Además esta semana vuelve a ser corta! Espero que muy bien y que saquéis tiempo para cocinar alguna cosilla, como estos deliciosos alfajores.

El alfajor en sí es un dulce típico español, más concretamente de Andalucía y también típico de Murcia, aunque la variedad que os traigo hoy proviene de Latinoamérica, no está muy claro si de Venezuela, Perú, Argentina…la verdad que hay una especie de guerra abierta por agenciarse la patente en estos países; aunque lo que sí está claro es que descienden de los alfajores españoles, creados (se cree) en el siglo XVIII.

alfajores

Después de esta breve introducción lo único que puedo deciros es que están…de vicio, tan suaves que se deshacen en la boca gracias al almidón de maíz o Maicena, y el relleno de dulce de leche…insuperable. Facilísimos de hacer y perfectos para llevar como detalle a una comida con amigos; también quedan perfectos en una mesa dulce, eso sí, en un tamaño un poquito más pequeño. También es muy típico comerlos en Navidad, pero la verdad, yo no voy a esperar hasta entonces 😉

Ingredientes:

  • 125 gramos de harina de trigo
  • 125 gramos de almidón de maíz o maicena
  • 100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gramos de azúcar glas
  • 2 yemas de huevo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • La ralladura de un limón o una naranja
  • 1 cucharadita (5 gramos) de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de coñac (opcional)
  • Coco rallado y azúcar glas para decorar

Preparación:

  1. Para empezar, batimos la mantequilla (con robot amasador, si no tenemos emplearemos las manos) con el azúcar glas (tamizado) durante por lo menos 5 minutos o hasta que esté perfectamente integrado.
  2. Después añadimos las yemas de huevo y seguimos batiendo.
  3. Añadimos la ralladura de limón o naranja, la vainilla y el coñac.
  4. Ahora es el momento de añadir los secos (harina, maicena, bicarbonato y levadura) tamizados previamente. Los batimos a velocidad baja hasta que estén integrados.
  5. Sacamos la masa de la batidora y con ayuda de las manos, aplastamos un poco para darle forma plana a la bola y envolvemos en papel film. Refrigeramos 30 minutos. Una vez pasado este tiempo, sacamos la masa de la nevera, y con ayuda de un rodillo y un poco de harina estiramos a unos 5 milímetros de grosor. Con ayuda de un cortador redondo de borde ondulado o liso vamos cortando galletas. Con la masa que nos sobra, volvemos a hacer una bola, la volvemos a enfriar y seguidamente estiramos de nuevo y cortamos más círculos.
  6. Disponemos las galletas sobre un papel de horno en una bandeja con un poquito de separación entre ellas y llevamos al horno precalentado a 150º durante 12-14 minutos. Recordad que los alfajores son blanquitos, en cuanto empiecen a dorarse ¡hay que sacarlos del horno! Dejamos enfriar sobre una rejilla.
  7. Vertemos el dulce de leche (yo uso este de Mercadona) en una manga pastelera con boquilla grande y lisa. Cogemos una tapa (una galleta), rellenamos con el dulce de leche y tapamos con otra galletita. Así hasta acabar con todas las tapitas.
  8. Hacemos rodar sobre un plato con coco rallado nuestras galletas para que se impregne bien el dulce de leche, y una vez listo espolvoreamos azúcar glas por encima.

alfajores

También podéis hacer vuestro dulce de leche casero pero el que venden también está muy rico y si no tenéis mucho tiempo viene muy bien tenerlo ya hecho. Espero que os haya gustado la receta de hoy y como siempre os digo, ¡¡probadla!! y me contáis que tal os ha salido 😉

¡Hasta la próxima! ¡Muchos besos!

Andrea

La próxima tarta de moda: Tarta de fresa y chocolate

Tarta de fresa y chocolate

tarta-fresa-chocolate

¡Hola a todos! ¡Feliz día de fiesta a todos aquellos que podáis disfrutar de ella! Hoy quiero enseñaros esta tarta antes de que termine la temporada de las maravillosas fresas, una tarta muuuuuy consistente pero deliciosa, se trata de esta tarta de fresa y chocolate.

La ví en el blog de Manzana & Canela y supe de inmediato que tenía que probarla, el resultado es sencillamente espectacular, diferente a todas las tartas de frutas que había probado antes, así que antes de que terminen las fresas, que les queda un tris…¡¡hacedla!!. Yo la he hecho en un molde circular tipo Bundt con hueco en medio, pero lo podéis hacer en el molde que queráis, el mío mide 23 cm de diámetro.

Ingredientes:

Bizcocho de fresas

  • 4 huevos
  • 200 gramos de azúcar (suelo usar moreno o mascabado pero aquí la receta exije blanco, para que no pierda el color rosita de la fresa)
  • 250 gramos harina normal
  • 50 ml de aceite de girasol
  • 50 gramos de yogur griego
  • 250 gramos de puré de fresas
  • Una pizca de sal
  • 15 gramos de levadura en polvo
  • Colorante rosa (opcional)

Cobertura de chocolate

  • 300 gramos de chocolate para postres (negro, con leche, blanco…)
  • 30 gramos de mantequilla

Preparación:

  1. Lo primero que hacemos es precalentar el horno a 180º y engrasar un molde DE SILICONA (¡¡importante!! sino no nos va a salir)
  2. Ahora preparamos el puré de fresas, las lavamos, quitamos el rabito, cortamos en trozos y trituramos tal cual. Reservamos.
  3. Batimos los huevos con las varillas junto con el azúcar hasta que aumenten su tamaño, por lo menos 5 minutos. Seguidamente añadimos el aceite, cuando esté integrado añadimos el yogur griego.
  4. Ahora es momento de añadir el puré de fresas.
  5. Por último, añadimos cucharada a cucharada los sólidos tamizados (harina, levadura y sal) y en cuanto acabemos de añadir dejamos de batir. Terminamos de integrar con una espátula de silicona y lo vertemos en el molde.
  6. Horneamos unos 50-60 minutos o hasta que pinchéis un palito y salga limpio.
  7. Finalmente desmoldamos y dejamos enfriar por completo.
  8. Lavamos muy bien el molde de silicona y secamos.
  9. Ahora nos toca preparar la cobertura. Ponemos el chocolate y la mantequilla en un bol al baño maría y fundimos.
  10. Este momento es el “crucial” : vertemos el chocolate en el molde de silicona y con ayuda de un pincel lo “pintamos” todo, ayudándonos también con las manos:  vamos moviendo el molde para que el chocolate cubra todo. Tenéis que tener paciencia porque el chocolate tarda en secar y este paso es fundamental para que quede bien. Cuando ya lo tengamos introducimos el bizcocho ya frío dentro del molde otra vez y presionamos ligeramente con las manos.
  11. Metemos al frigorífico durante mínimo 3 horas (en el blog de Manzana & Canela pone 2 horas pero por mi experiencia os digo que mejor esperéis un poquito más). Pasado este tiempo desmoldamos y….¡listo! Ya tenemos un precioso pastel con cobertura de chocolate.

Como veis no es muy complicado, lo único que nos puede costar un poquito es bañar el molde en chocolate, pero si aún así os da miedo, también podéis hacer el bizcocho y luego a la hora de servirlo bañarlo en el chocolate derretido. Lo que sí os digo es que cuando acaben las fresas  lo probaré con otra fruta, porque esta tarta es ¡brutal!

Espero que os haya gustado y que os animéis a hacerla, y como siempre os digo, si tenéis dudas ¡escribidme! ¡Feliz semana a todos!

Andrea