Postre Semana Santa #2: Carrot Cake

Carrot Cake

carrot cake

¡Hola de nuevo! ¿Qué tal lleváis el puente? La semana pasada os dejé la receta de torrijas típicas de Semana Santa, hoy no os traigo un postre tradicional en sí pero tiene mucho que ver, se trata de la Carrot Cake. Os preguntaréis, pero bueno, ¿y qué tiene que ver una tarta de zanahoria con la Semana Santa? Pues simplemente que el animalito típico de estas fechas es el conejito de Pascua, y….¿qué comen los conejos? Pues eso, ahí queda 😉

Esta receta es de mis preferidas, me confieso adicta al chocolate, sí, pero es que la Carrot Cake…es, sencillamente, sublime. Para quien no os gusten mucho las zanahorias deciros que la probéis, porque no sabe a zanahoria en sí…es una mezcla de las especias, con la esponjosidad del bizcocho, el sabor tostado de la nuez, el aroma del coco…¡es que lo tiene todo! Simplemente, ¡tenéis que hacerla al menos una vez en la vida! Porque os aseguro que repetiréis.

carrot cake

Ingredientes:

Bizcocho

  • 325 gramos de harina normal
  • 350 gramos de azúcar mascabado
  • 225 mililitros de aceite de girasol
  • 5 huevos
  • 400 gramos de zanahorias picadas
  • 150 gramos de nueces picadas
  • 40 gramos de coco rallado
  • 5 gramos de levadura en polvo
  • 10 gramos de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • La ralladura de una naranja
  • Un chorrito de leche, unos 25 mililitros
  • Un pellizco de sal

Frosting de queso

  • 300 gramos de queso crema tipo Philadelphia
  • 150 gramos de mantequilla pomada
  • 225 gramos de azúcar glas
  • 6 láminas de gelatina
  • 30 mililitros de leche tibia
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla

Preparación:

Bizcocho

  1. Lo primero que vamos a hacer es precalentar el horno a 160º y preparar un molde de unos 20 cm de diámetro. Recortamos un círculo del tamaño de la base de nuestro molde de papel vegetal y engrasamos los laterales.
  2. A continuación mezclamos los sólidos y tamizamos juntos, la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal y las especias.
  3. Ahora batimos los huevos junto con el azúcar mascabado modalidad Moka, sencillamente le da un toque…único; me he enganchado a este azúcar, el que utilizo es éste.
  4. Añadimos la leche y el aceite a la mezcla anterior.
  5. Es momento de añadir poco a poco los sólidos, cucharada a cucharada hasta que se integre bien. Por último añadimos la zanahoria rallada, el coco rallado, las nueces, la ralladura de naranja y terminamos de mezclar.
  6. Traspasamos esta mezcla a nuestro molde y llevamos al horno durante 70 minutos aproximadamente, dependerá sobre todo del tamaño del molde. Para aseguraros pinchad con una brocheta y cuando salga limpia significará que lo tenéis listo.
  7. Ahora lo dejamos enfriar 10 minutos sobre rejilla y después desmoldamos boca abajo, para que la parte de arriba se nos quede lo más planita posible.Una vez enfriado del todo, procederemos a cortar en capas nuestro bizcocho con ayuda de una lira o un cuchillo de sierra grande; a mi me han salido tres capas, pero esto ya depende de vuestro gusto.

carrot cake

Frosting de queso:

  1. Comenzamos batiendo la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar glas.
  2. Una vez integrado añadimos el queso frío y la cucharadita de vainilla.
  3. Mientras la mezcla anterior se bate, hidrataremos nuestras láminas de gelatina en agua fría. Las dejamos unos 5 minutos hasta que estén totalmente gelatinosas. Escurrimos y llevamos al vaso con la leche tibia tirando a calentita para que se disuelvan.
  4. Una vez disuelta la gelatina en la leche, la añadimos a la mezcla del queso y…¡listo! Ya tenemos nuestra crema lista. La pasamos a un bol, tapamos con film transparente y enfriamos en nevera unos 15 minutos.
  5. Disponemos los bizcochos cortados encima de una superficie limpia y vamos montando nuestra Carrot Cake. Comenzamos por una capa de bizcocho, una capa de crema (yo he pasado la crema a una manga pastelera) y así sucesivamente hasta terminar las capas. Dejad un poco de frosting para decorar la capa superior de nuestra tarta, y decoráis al gusto. Yo he elegido unas nueces pecanas, que están riquísimas y no tienen el amargor típico de la nuez de California. Suele ser complicado encontrarlas, además de caro, pero yo estas las he encontrado en Lidl y están riquísimas.

carrot cake

Y con esto termino por hoy, espero que os haya gustado la receta y que la probéis en casa, repetiréis seguro 😉

Andrea

¡Se acerca Semana Santa! Postre típico #1: Torrijas

Torrijas

torrijas

Hoy os traigo una receta muy tradicional y muy sencilla, las torrijas. Ideales para comenzar este Domingo de Ramos. Las torrijas apetecen todo el año pero cuando se va acercando la Semana Santa parece que sea más difícil resistirse. Puede que no tengan mucha complicación a la hora de hacerlas, pero creo que es un postre al que pocos pueden resistirse, eso sí, ¡¡muy muy potente!! ¡Así que no olvidéis compensar un poco en la comida!

torrijas

Ingredientes (10-12 torrijas):

  • 1 barra de pan del día anterior (sin las puntas)
  • 1 litro de leche
  • 50 gramos de azúcar
  • Una o dos ramas de canela
  • Ralladura de un limón
  • Ralladura de una naranja
  • 3 huevos para rebozar
  • Aceite de girasol para freír
  • Azúcar blanco y canela en polvo para espolvorear

Preparación:

  1. En primer lugar, calentamos la leche con el azúcar, las ramas de canela y las ralladuras de limón y naranja hasta que rompa a hervir. Una vez hierva, retiramos del fuego y tapamos con un plato o tapadera durante 5 minutos para que infusione bien. Colamos y dejamos templar en un bol amplio para poder rebozar después las torrijas.
  2. Vamos cortando en rebanadas de 1,5 cm la barra de pan, según el tipo de barra os saldrá más o menos cantidad.
  3. Calentamos el aceite a fuego medio-alto.
  4. Mientras se calienta el fuego vamos a rebozar las torrijas. Primero las pasamos por la leche, dejamos que empapen bien. Sacamos, escurrimos un poquito y las llevamos al huevo batido. Vuelta y vuelta y ¡no olvidéis los cantos!
  5. Bajamos el fuego a la mitad y las freímos en abundante aceite. Las sacamos cuando estén doradas, casi un poco tostaditas. Las extendemos en una bandeja o plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
  6. Por último, una vez templadas las rebozamos en un plato con azúcar y canela en polvo, y ¡listas!

torrijas

Como veis es una receta sencillísima ¡pero de verdad que están de vicio! Y un consejo para quién le guste el arroz con leche: ¡¡no tiréis la leche sobrante de bañar las torrijas!! Colarla y guardarla en un tarro de cristal, aguantará 2 o 3 días perfectamente, y podéis emplearlo para cocer el arroz y os evitáis el paso de infusionar la leche con la canela, el azúcar y las ralladuras de cítricos. Si queréis podéir ver mi receta aquí. Un besazo y hasta la próxima.

Andrea