Galletas de jengibre

Galletas de jengibre

galletas_jengibre

¡Hola de nuevo mis reposter@s! ¿Qué tal lleváis estas fechas de excesos en general? Seguro que muchos se desesperarán con los peques cuando empiecen las vacaciones en el cole.Y es que con el frío y las vacaciones a veces no sabemos que hacer con ellos, pero hoy os traigo un plan que no podréis rechazar, pues os aseguro un par de horas en el que se portarán como unos angelitos.

A los peques les encanta mancharse las manos haciendo galletas, cortándolas de las formas que más les gusta y sobretodo comiéndose al final el resultado. Así que tomad nota porque aquí vienen estas graciosas galletas de jengibre. Podéis hacerlas amasando a mano pero es aconsejable disponer de un robot amasador.

Ingredientes:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 250 gramos de mantequilla fría cortada a cubitos
  • 2 huevos tamaño M
  • 150 gramos azúcar panela o bien azúcar moreno molido
  • 100 gramos de miel
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada

Glasa real para decorar:

  • 1 clara de huevo pasteurizada (MUY importante que sea pasteurizada)
  • 300 gramos de azúcar glas
  • Unas gotitas de zumo de limón
  • Colorante alimentario (opcional)
  • Manga pastelera con boquilla redonda pequeña nº1 o nº2

Preparación:

  1. Lo primero que haremos será blanquear el azúcar con la mantequilla. Una vez lo tengamos listo añadimos la miel y los huevos uno a uno, no añadiendo el siguiente hasta que el anterior esté bien integrado.
  2. A continuación añadimos a cucharadas la harina tamizada junto con las especias, y en el momento que acabéis con la harina, dejáis de batir y termináis de integrar con espátula hasta que no queden restos de harina.
  3. Lo siguiente que haremos será estirar esta masa entre dos papeles de horno con ayuda de un rodillo, dejándola a un grosor aproximado de 0,5 cm. Una vez estirada llevamos a enfriar unos 30-40 minutos a la nevera (vaaaleeee o 15 minutos al congelador). Una vez lista vamos cortando nuestras galletas con los cortadores que más nos gusten. En mi caso he usado el típico muñeco de jengibre y otro con forma de estrella pero podéis usar el que tengáis, luego ya los decoraréis navideños. Con el sobrante de masa lo que os digo siempre, nueva bola, a estirar, a enfriar y a cortar.
  4. Horneamos a 170º durante unos 12-15 minutos, con cuidado de que no se quemen, es preferible que se queden pelín blandas, pues al enfriar terminan de endurecer.
  5. Para decorar podéis usar glasa real como en mi caso, pero podéis usar chocolate, sprinkles, virutitas, crocanti…o dejarlas tal cual, que están tremendas.
  6. Para hacer la glasa, mezclamos la clara pasteurizada (súper importante ¡por favor! para evitar posibles intoxicaciones por el huevo crudo, y consumir en un máximo de 3 días) junto con el azúcar glas tamizado y las gotitas de zumo de limón. Podéis añadir aroma alimentario y/o colorante. La textura debe quedar como de pasta de dientes. Una vez lista la pasamos a una manga pastelera con boquilla fina y comenzamos a decorar nuestras galletas, sujetando la manga en posición vertical en todo momento y dejando que caiga el hilo de glasa por el contorno de la galleta. Si no sois unos expertos en manga pastelera o la glasa real no os emociona podéis saltaros este paso y decorarlas con chocolate derretido por ejemplo, o simplemente mojarlas en la leche o en el café.

cookies_jengibre

No me digáis que no quedan cucas estas galletas, y el aroma que queda en toda la casa es…sencillamente sublime. Os las recomiendo para hacer con los niños, se volverán locos y estarán la mar de entretenidos, yo tengo dos ayudantas de lujo, la una prepara y la otra come, ¡viva el trabajo en equipo! Abrazos a todos y a disfrutar de estos días.

Andrea

Mantecados de chocolate

Mantecados de chocolate

mantecados

¡Hola a tod@s! Por fin hemos llegado a esta época del año que tanto gusta a muchos, no sólo por como lo viven los niños, las luces, los regalos, las reuniones familiares…sino también por su gastronomía, porqué no decirlo. Es la época que esperamos con ansia para poder comer turrón, polvorones, mantecados, mazapanes, roscón…y un sinfín de manjares que hacen las delicias de los más golosos. Para ayudaros un poco estas fechas a que deleitéis a los vuestros con dulces caseros, hoy os traigo estos mantecados de chocolate.

Para quién no sepa la diferencia entre mantecado y polvorón, os cuento que los mantecados son originarios de Andalucía, al igual que los polvorones. Que siempre siempre se hacen con manteca de cerdo (por una cuestión de excedente de cerdos por allá cuando se inventaron) y la harina y/o almendra que llevan NO está tostada. En el caso del polvorón, puede hacerse con manteca de cerdo o bien con aceite de oliva, y la harina y almendra molida que contienen siempre ha de estar tostada. Aunque parezca poca cosa la diferencia al paladar es mucha, y el polvorón auténtico se deshace en la boca que es una maravilla, aunque puede que como yo, tengáis por costumbre “espachurrarlos” antes de comerlos. Cuestión de gustos, ¿no? 

mantecados_choco

Ingredientes:

  • 470 gramos de harina de trigo
  • 130 gramos de harina de almendra
  • 30 gramos de cacao en polvo puro
  • 250 gramos de manteca de cerdo
  • 175 gramos de azúcar glas
  • 1 cucharadita de canela

Preparación:

  1. Lo primero que haremos será tamizar la harina de trigo, la almendra molida  y el cacao en polvo junto con el azúcar glas.
  2. Ahora agregamos esta mezcla al vaso de la batidora (de vaso, thermomix, robot…) junto con la manteca de cerdo y la canela. Batimos hasta que esté justo integrado. Nos quedará una bola un poco pastosa.
  3. Lo siguiente será estirar nuestra “bola” de masa entre dos papeles de horno con ayuda de un rodillo y dejarla de un grosor aproximado de 1 cm. Una vez estirada la llevamos a enfriar mínimo 1 hora a la nevera o 20 minutos al congelador.
  4. Pasado el tiempo, con ayuda de un cortador de pastas de la forma que queramos vamos cortando nuestros mantecados. Con el sobrante de masa volvemos a hacer una bola, estiramos, enfriamos y repetimos.
  5. Disponemos nuestros mantecados sobre una bandeja de horno cubierta por un papel vegetal y horneamos unos 10-12 minutos a 225º. Dependerá un poco del tamaño al que los hayáis dejado.
  6. Finalmente, y una vez horneados, ni se os ocurra tocarlos hasta que estén totalmente enfriados, pues se romperían de mirarlos. Una vez listos, espolvoreamos con azúcar glas (opcional) y envolvemos (importantísimo). Si no disponemos de papelillos para envolver los guardamos en una bandeja protegidos por papel de cocina y papel de plata.

mantecados_chocolate

¿Habéis visto que no tienen complicación alguna? Son rápidos, fáciles y los ingredientes se encuentran muy fácilmente en cualquier supermercado. Puede que la manteca de cerdo os suene a chino pero os aseguro que está en cualquier súper.

Y con esto me despido por hoy, ya sabéis que si tenéis cualquier duda sólo tenéis que escribirme o dejarme un comentario, yo encantada de contestaros. Besos a tod@s y hasta la semana que viene!

Andrea